Trabajos para mejorar la calidad de agua potable en Bardas Blancas

Desde el año 2014 se encuentra en funcionamiento la planta potabilizadora agua de Bardas Blancas. Ante una iniciativa del entonces concejal y actual Secretario de Obras y Servicios Públicos, Ing. Jorge Fernández, se decidió sumar a la vertiente que aportaba este elemento, una toma sobre el subálveo del Río Grande. El proyecto elaborado en el año 2010, indicaba claramente cómo debía realizarse la toma para no tener problemas de turbidez debido a la escorrentía del caudaloso Río Grande.

Se ejecutó una obra de gran magnitud, pero con una toma directa del río, lo que provocó que, a pesar de contar con una distancia considerable de decantador por gravedad, no se logró nunca un agua de nivel adecuado para el consumo humano.

El problema se agravó al mezclar agua limpia de la vertiente con la “sucia” de la toma del río, lo que, lejos de ser un beneficio, perjudicó la situación existente, generando una queja permanente y totalmente justificada por parte de los vecinos de Bardas Blancas.

Ahora, con un simple trabajo de colocación de caños perforados adecuadamente y una excavación de pequeñas dimensiones se logró extraer, tal como indicaba el proyecto original, un agua ya filtrada y lista para ser bombeada a los tanques de tratamiento.

Pero esto no se termina acá porque, según lo informado por la Secretaría de Obras Y Servicios Públicos, el trabajo sigue con la colocación de un tanque intermedio entre la planta y los tanques existentes, a los efectos de poder dividir en dos sectores el suministro de agua potable, uno alto y otro bajo. Esto redundaría en un uso adecuado y racional de las bombas impulsoras del agua.

Galería de fotos, seguimiento de obra:

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta