El Subsecretario de Energía y Minería habló sobre el desarrollo petrolífero

Mucho se habla acerca de la explotación y exploración del petróleo, de los riesgos y de los beneficios que puede generar esta actividad en toda la provincia. Como malargüinos sabemos que esta acción, es una de las principales fuentes de trabajo que existen en nuestro departamento y que actualmente no se está aprovechando en su totalidad. De esta manera reconocemos que algunos habitantes están, o no, de acuerdo con la práctica de la misma.

Hace un tiempo trascendió la noticia del decreto que espera ser aprobado para poder llevar adelante la estimulación hidráulica (fracking) en distintos yacimientos petrolíferos de la provincia. A raíz de ello el Subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Ing. Emilio Javier Guiñazú manifestó que aún no se ha aprobado dicha técnica que es utilizada en Mendoza para formaciones no convencionales desde hace 70 años aproximadamente.

En ese sentido indicó que la llegada de las nuevas tecnologías y el abaratamiento de ellas han permitido empezar a utilizar el fracking. Siguió explicando que el decreto aprobado va a reglamentar, desde el punto de vista ambiental, un procedimiento destinado a aprobar de forma ágil y con menor incertidumbre, los permisos correspondientes para hacer uso de la fractura hidráulica en yacimientos no convencionales.

“En Mendoza se reglamentó un decreto claro y ágil tanto para las empresas como así también destinado a la comunidad en donde se detalla cuáles son los procedimientos que se deben cumplir a la hora de realizar esta técnica que beneficiaría al desarrollo de la actividad en la provincia”, aclaró el funcionario.

En ese sentido habló sobre la importancia de esta técnica para Malargüe diciendo que están enfrentando un agotamiento de yacimientos convencionales, ya que les está costando mantener un nivel de producción. Continuó afirmando que tienen un declive de entre un 7 y 8% anual para compensar con nuevas inversiones.

Sumado a lo anterior reveló que el departamento más austral de la provincia contiene nueve yacimientos que pueden ser explorados por empresas para oportunidades en el petróleo convencional y no convencional. “Dependerá de las condiciones específicas del área que esa explotación sea económicamente rentable, o no”, apuntó Guiñazú.

Consecuentemente comunicó que las empresas pueden trabajar y proponer tanto la exploración como así también, la eventual explotación convencional o no convencional en las áreas que están licitando o que ya estén licitadas.

Teniendo en cuenta lo expuesto a lo largo de la nota, el Ingeniero declaró que después se verán las variables que determinen con qué grado se desarrollan en Mendoza e indicó que desde la subsecretaría están poniendo las reglas claras que le den previsibilidad al sector porque “es lo que podemos hacer desde nuestro lado”.

“Esta operación no tiene riesgo mayor y más de la forma en la cual ha sido reglamentada. Los riesgos posibles son los mismos que padecemos desde hace 50 años. El uso de agua, si bien es mayor en el caso del petróleo convencional, de ninguna manera existe un escenario de desarrollo en el cual se utilice una cantidad tal que ponga en peligro cualquier otra actividad productiva de Mendoza. Esto nos puede traer importantes beneficios en la creación de puestos de trabajo y producción que realmente nos hace falta”, concluyó el Subsecretario.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta