MANEJO Y USO DE PLAGUICIDAS Y PRODUCTOS QUÍMICOS

 El Area de Seguridad e Higiene de la Municipalidad de Malargüe a través del Técnico Sr Rodolfo Saul Cabeza, brindó capacitación al personal del Area de Zoonosis sobre MANEJO Y USO DE PLAGUICIDAS Y PRODUCTOS QUIMICOS y USO CORRECTO DE EPP
Es importante tener en cuenta que antes de iniciar los trabajos de manejo de plaguicidas, es preceptivo disponer de autorización que los acredite como manipulador/aplicador de productos plaguicidas.
El riesgo de intoxicación depende de la toxicidad del principio activo (en función del grupo químico al que pertenece), del tiempo de exposición (tiempo de contacto con el plaguicida), de las condiciones de manipulación y aplicación, del tipo de formulación (polvo, gránulos, líquidos emulsionables, etc.), de la vía de entrada, de las condiciones ambientales y del conocimiento del riesgo por parte del trabajador.
MEDIDAS DE PROTECCIÓN DEL MANIPULADOR
1. Adquirir los productos en sus envases originales, en establecimientos autorizados y solicita la ficha de seguridad del producto, al proveedor.
2. Leer atentamente la ficha de seguridad del producto y la etiqueta, cumpliendo rigurosamente las recomendaciones tanto de seguridad como técnicas especificadas en ella.
3. Adoptar las precauciones desde las operaciones previas, al medir la cantidad de producto, verterlo, mezclarlo o cargarlo. Efectúar estas operaciones al aire libre o en un local bien ventilado. Verifica que utilizas el equipo adecuado que se especifica en la ficha de seguridad del producto (traje, guantes, gafas o visera, mascarilla, etc.
4. Al realizar la aplicación:
– Utilizar maquinaria de pulverización o espolvoreo adecuada y en buen estado. No trates en contra del viento, no desatasques las boquillas obturadas soplando con la boca sino con agua o una sonda blanda, ni intentes limpiar las boquillas cuando la bomba esté en funcionamiento o cuando el depósito esté a presión.
En trabajos con mochila protégete la espalda con plásticos o ropa impermeable.
– Llevar ropa de trabajo adecuada, ésta debe cubrir la mayor parte del cuerpo, sin dejar zonas expuestas a un posible contacto con los productos. Se recomienda realizar los tratamientos durante las horas frescas del día. Debes llevar mangas y pantalones largos, sin desgarros ni partes desgastadas. Utiliza elementos de protección impermeables que te cubran la cabeza.
Preferentemente utiliza ropa de trabajo. La ropa normal puede adaptarse como ropa de trabajo, siempre que la guardes separadamente y la reserves sólo para este uso.
La ropa de trabajo la deberás lavar después de cada uso. Los lavados los efectuarás sin mezclar con ropas utilizadas para otros usos diferentes a la fumigación.
– Debes usar guantes durante los tratamientos ya que las manos son a menudo la parte más expuesta del cuerpo al contacto con los productos. Debes elegir guantes que se adapten cómodamente, flexibles para permitir operar con agilidad y suficientemente largos para que cubran las muñecas, llevándolos por dentro de las mangas. Se recomiendan los guantes de nitrilo o de goma natural.
-. Las botas que ofrecen la mejor protección y son fácilmente lavables después de cada jornada de trabajo son las de goma. Estas deben quedar siempre bajo el pantalón.
-. Protección respiratoria. Para protegerte del peligro de inhalación de polvos o vapores desprendidos durante la manipulación y aplicación de los productos utiliza mascarillas de protección. La mascarilla/máscara a utilizar deberá ajustarse a las particularidades del plaguicida.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta