Alerta amarilla en el Complejo Volcánico Laguna del Maule

En principio no habría nada para preocuparse. Simplemente es a raíz de la sismicidad que se viene detectando desde el viernes pasado.

Teniendo en consideración que aunque los eventos sísmicos registrados son bajos, desde el punto de vista energético, los mismos se han mantenido en el tiempo mostrando una persistencia en su ocurrencia y localización que, sumado a la presencia de la anomalía de gas encontrada y al proceso de deformación constante, permiten considerar que el Complejo Volcánico  se encuentra por encima de su nivel de base.

Sebastián García del Servicio Geológico Minero Argentino informó -esta mañana- que por tal motivo, se aumenta el nivel de alerta técnica a AMARILLO, que se continuará con el monitoreo del volcán en constante comunicación con el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (OVDAS) de Chile y que se informará ante cualquier cambio ocurrido.

García aclaró que este es un volcán que se considera activo, el cual no tiene la forma cónica normal sino que es una laguna que está rodeada de 36 pequeños centros volcánicos de los cuales algunos han presentado erupciones en distintos tiempos a lo largo de la historia geológica .

En este momento, esta sismicidad, se da cerca de uno de esos centros que se llama “Las nieblas” que está ubicado en el flanco sudeste de la Laguna sobre territorio chileno y no representa ningún tipo de riesgo para las poblaciones aledañas.

El profesional informó que una de las tareas de los Observatorios Vulcanológicos es emitir alertas técnicas y no sobre la población civil. Estas son sobre el estado de actividad del volcán, que en este momento se ha aumentado de verde a amarillo, lo que permite hacer un seguimiento más cercano de la actividad que refleja cómo va evolucionando esa situación.

En el día de ayer el Segemar se comunicó con las autoridades de protección civil a nivel nacional, de la provincia de Mendoza y del municipio de Malargüe para informar el tipo de alerta y los motivos por los que se dio con la finalidad de llevar tranquilidad a la población, ya que en el escenario actual no se percibe ningún tipo de afectación sobre el territorio Argentino.

Descripción

El Complejo Volcánico Laguna del Maule (CVLM) ocupa un área de ~ 500 Km2  alrededor de la laguna homónima y si bien se halla ubicado mayormente en territorio chileno, el registro de su actividad explosiva se reconoce principalmente en Argentina. Su historia eruptiva es longeva e ininterrumpida a lo largo del último millón de años, con una importante recurrencia de eventos explosivos. Este complejo está compuesto por 130 centros individuales que han emitido un volumen de más de 350 Km3 de productos lávicos y piroclásticos.

Para el período postglacial (<25.000 años) se han identificado al menos 40 centros de emisión, que han generado más de 80 eventos eruptivos, de tipo explosivo y efusivo con carácter alternante. Si bien la composición química del magma varia desde máfica hasta silícea, se verifica un neto predominio de esta última. Entre los productos postglaciales se reconocen domos y coladas de lava, flujos piroclásticos, conos y anillos piroclásticos, y extensos depósitos de caída de tefra. Uno de los centros postglaciales más importantes por su longevidad y volumen emitido es el cerro Barrancas, situado en las nacientes del río homónimo, que forma el límite natural entre las provincias de Mendoza y Neuquén.

Si bien no se han documentado erupciones históricas, los estudios geológicos y geofísicos indican que el CVLM podria experimentar una reactivación. Cabe destacar que se ha detectado una elevada tasa de inflación focalizada en el sector suroeste de la laguna, al igual que sismicidad asociada. Este fenómeno ha sido reconocido mediante técnicas de interferometría radar (lnSAR), estimándose una inflación sostenida de 25 cm/año desde el año 2007 a la actualidad.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta