La Dirección de Veterinaria y Zoonosis realiza diferentes actividades en todo el departamento.

Como parte de sus actividades diarias continúa con la campaña de vacunación antirrábica, el censo canino y felino en los distintos barrios de la ciudad, además de recorrer la zona rural y principales rutas del departamento.

El médico Martín Vargas, director de Veterinaria y Zoonosis, informó que actualmente están realizando la campaña de vacunación antirrábica y el censo canino y felinos en los barrios de la zona este de la ciudad, habiendo terminado con el Bº Palau Mahuida 1 y 2, y se encuentran  trabajando en el Bº YPF para continuar por el Bº Carilauquen.

Además aclaró que la guardia pasiva de veterinaria realiza el recorrido de las diferentes zonas y rutas del departamento, principalmente realizando el arreo y captura de animales sueltos como caballos y ganado menor, sumado a la recolección de animales muertos en la vía pública.

En la oficina de Zoonosis se realizan cirugías de castración y vacunación programadas, las cuales se pueden solicitar mediante contacto telefónico al 260-4470999 o de manera presencial en Saturnino Torres Este 652.

Con respecto a la noticia que circulaba de casos de perros envenenados, Vargas dio a conocer que en su oficina no se han recibido notificaciones sobre animales envenenados, pero agregó: “Esto es habitual, siempre escuchas sobre esta problemática en algunos barrios pero no se denuncian. Por ello invitamos a que se denuncie a la persona que hace ese daño y pone en riesgo a la salud no solo de caninos sino de personas y principalmente de los niños que son los más expuestos.”

En cuanto a lo manifestado indicó que se debe ser responsable de las mascotas, deben estar en los predios de cada hogar, no hay que permitir que las mascotas anden deambulando por la vía publica, realizando daños y agrediendo a los transeúntes. “Debemos reforzar la tenencia responsable de mascotas para evitar estos delitos.”, reconoció.

El Director informó además que el quirófano móvil está sin utilizarse por los protocolos del Covid-19, ya que se hizo una prueba haciendo la vacunación antirrábica en la plaza Belgrano, solicitando que fuera una persona por animal, solo mayores de edad y que se respetara la distancia social, admitiendo que eso nunca ocurrió y no se respetó el protocolo. A raíz de estos hechos, se tomó la decisión de no realizar nuevas campañas de castración para no exponer a los vecinos mientras dure la cuarentena.

En la zona rural la Dirección ha trabajado en puestos que han tenido mortandad de animales de producción (chivos, ovejas, etc.), donde se realizó la recolección de muestras que serán enviadas a un laboratorio en La Pampa para conocer qué puede estar causando esta mortandad, la cual ha afectado a los productores desde hace tiempo y se buscará llegar a un diagnóstico para poder dar un tratamiento específico a los animales.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta