El municipio atiende el deterioro de las calles de la ciudad

Aunque parezca insuficiente la Dirección de Obras Públicas lleva semanas trabajando en las distintas arterias de la ciudad y, en algunas de ellas, ha recibido el apoyo de la Secretaría de Servicios Públicos, Higiene y Revalorización de los Espacios Públicos.

Las condiciones climáticas, que trae aparejado el invierno, dificultan en gran medida el estado de las calles de ripio; mientras que las arterias que se encuentran asfaltadas o adoquinadas sufren daños considerables, algunos por naturaleza propia y otros ocasionados por terceros. Teniendo en cuenta lo anterior, hace unas semanas, desde la Dirección de Obras Públicas se está atendiendo esta problemática para evitar accidentes y prolongar la vida útil de las calles.

Simultáneamente a esta tarea, el personal se encuentra realizando un relevamiento del estado de las calles de Malargüe. El Ing. Juan Sosa, director de Obras Públicas, indicó que están trabajando puntualmente en las arterias que tienen un tratamiento superficial, es decir, pavimento asfáltico, hormigón o adoquinado.

Para comenzar detalló el bacheo mecanizado hecho en las calles: Fortín Malargüe, Esquivel Aldao, Cuarta División, Av. Roca, Uriburu y Rufino Ortega. Seguidamente amplió que en la intersección de 16 de Noviembre y Fortín Malargüe debieron extender un tramo de pavimento ya que rutinariamente se llenaba de baches.

Continuó adelantando que actualmente se encuentran dando solución a la diferencia de niveles entre las calles Rufino Ortega y Fortín Malargüe, donde recientemente se finalizó la obra de adoquinado. “Necesitamos levantar media calzada para poder hacer las dos trochas nuevas y para ello vamos a cortar el tránsito. Le pedimos a los vecinos que circulen con precaución en la zona”, advirtió Sosa.

Sobre los adoquinados, el Ingeniero, puntualizó que han recibido muchos reclamos de los vecinos, quienes manifiestan que los adoquines fueron sacados por terceros –ya sean empresas o personas-, los cuales no se vuelven a poner en el lugar y, en algunos casos, el adoquín es sustraído. Para palear esta situación y considerando que este material fue personalizado para el municipio de Malargüe, no hay disponibilidad de stock y la solución inmediata, según indicó el director de Obras Públicas, sería extraer adoquines de las calles donde ya está ejecutada la red cloacal, hormigonar esa franja central y reutilizar lo extraído en las calles que sean necesarias.

No olvidó mencionar la gran problemática existente en cuanto a la rotura de los espacios públicos –calles, veredas, entre otros- al momento de realizar alguna obra. “Los vecinos y/o empresas particulares obvian un paso administrativo que está establecido por ordenanza en todas las municipalidades de la Provincia, la cual estipula una tarifa que implica que el municipio -previo a la rotura- de las instrucciones de cómo hacerlo y junto a ellas las especificaciones técnicas para rehacer el trabajo. A raíz de ello la Municipalidad debe responder por terceros que no hicieron el trámite como corresponde”, informó Sosa al tiempo que recordó que deben pedir los permisos en la comuna y pagar los aforos.

Por otro lado hizo referencia a las calles de ripio indicando que junto al personal de la Secretaría de Servicios Públicos, Higiene y Revalorización de los Espacios Públicos realizan el perfilado de calles y, si es necesario, se rellena con material estabilizado que se extrae de la cantera municipal. “Sabemos que las tareas parecen insuficientes, pero la lluvia y la nieve deterioran considerablemente estas arterias. Las maquinarias no dan abasto dando solución a estos inconvenientes”, cerró el Director.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta