La Biblioteca Popular José Hernández está cumpliendo sus 26 años

En homenaje a este aniversario, la encargada del lugar contó cómo ha cobrado vida el espacio y de qué manera la han organizado para recibir las visitas de los lectores.

En diálogo con FM 94.5 Municipal,  Julia Aguilera, quien hace 6 años comenzó a trabajar allí y hace aproximadamente 1 año que es la encargada de esa área dio todos los detalles de cómo trabajan actualmente y puso en valor el actuar de cada persona que ha trabajado y de quienes cumplen funciones actualmente.

“Cuando llegué la biblioteca estaba un poco quedada, muchos de los encargados que llegaron con el tiempo fueron dándole vida, realizando modificaciones de estanterías y arreglos del lugar”, comenzó diciendo.  Detalló además que actualmente se encuentran pasando toda la bibliografía en archivos computarizados para poder encontrarlos de forma veloz. Luego vendrá la tarea de cargar todos los libros de manera digital, lo cual implicará una gran tarea.

Respecto de los protocolos comentó que actualmente no están abiertas las puertas al público, por lo que están trabajando vía WhatsApp, los interesados mandan mensajes con lo requerido y ellos contestan vía remota.

Lo más buscado actualmente es la historia de Malargüe, Julia reconoce que trabajan en conjunto con las escuelas y es por ello que, los mismos docentes, exigen al alumno buscar determinada información solo en la biblioteca local con la finalidad de que los chicos dejen de lado -un rato- internet y puedan indagar en los libros reales. “El manejo de los libros es muy distinto al del teléfono”, remarcó.

El material con el que trabajan actualmente son libros donados, algunos más actuales y otros no, según contó la encargada. “Mucha gente que lee, junta varios libros y los dona. Siempre les agradecemos a ellos porque vamos agrandando la biblioteca”, expresó.

Julia es una gran testigo de los cambios que ha ido experimentando el área y asegura que está más actualizada gracias a la gente joven que trabaja allí. Recordó que antes buscaban libros de memoria, ahora tienen la información en el inventario de sistema, lo que agiliza la espera de los lectores, “…trabajamos en equipo e intentamos ponerla más llamativa. Quiero agradecerles y enviarles un saludo”, enfatizó.

Durante estos meses de pandemia, tuvieron que frenar -de momento- los talleres que se llevaban adelante allí como mosaiquismo, bordado chino, guitarra y dibujo. Además Julia remarcó que se trabaja mucho en conjunto con los jardines de Malargüe y esperan pronto poder retomarlos.

La encargada recordó un poco de la historia de la biblioteca: “Tengo algunos pantallazos de aquel tiempo cuando la biblioteca se llamaba Rufino Ortega, luego se dio el salto a la comisión encabezada por Ricardo Maya donde hicieron posible que la biblioteca fuera popular y cerca del año 1998, se logró la inauguración del salón de la misma”.

Aguilera -para concluir- aprovechó para saludar a todos sus compañeros, a aquellos que fueron parte y ya no están en el área, a quienes se jubilaron cumpliendo esa tarea y a quienes son hoy el staff de la biblioteca local.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta