ESTUDIA EN MALARGÜE: Hoy el turno de ex alumnos del Instituto Diocesano San José

La experiencia contada por quienes formaron parte de este establecimiento educativo, el que les permitió formarse en Malargüe y obtener un empleo genuino.

 

En esta oportunidad conoceremos la experiencia de Gabriela  Pérez y Pablo Campos, egresados del Instituto Superior PT 164 Diocesano San José, quienes cuentan cómo fue estudiar en la institución y cuál es su experiencia en el mundo laboral.

Para comenzar, Gabriela contó que es de Agua Escondida y que actualmente vive en la ciudad de Malargüe con su esposo e hijos. Estudió el Profesorado de Educación Primaria y se encuentra trabajando en la misma institución escolar.

Comenzó la carrera en el vecino departamento de San Rafael y por una cuestión personal volvió a Malargüe, sabiendo que podía continuarla en el Instituto.

Su experiencia en el San José fue muy enriquecedora. “Me encontré con una institución que nos permitía estar acorde con la educación actual y  porque no solo tienen una formación ética sino también muy humana, siempre dispuestos a la situación particular de cada alumno”, aseguró. Gabriela destacó, en este caso, al Padre Ramiro por la dedicación y presencia que mostró durante todos los años de estudio.

Recordó los viajes que realizaron durante esos años a diferentes partes de nuestro país, los cuales resultaron muy positivos y vivencias que ayudaron a su aprendizaje, según afirma.

La inserción aboral para ella fue a través de suplencias en el mismo colegio y con el correr del tiempo pudo hacerse cargo de un grado. Para quienes están pensando qué estudiar, Gabriela invitó a los futuros alumnos al Colegio San José a averiguar y animarse a empezar alguna de todas las opciones que ofrece la institución.

Por su parte, Pablo Campos estudió el Profesorado de Enseñanza Especial y el Profesorado de Educación Primaria, actualmente da clases en el colegio como maestro integrador y también en la Escuela Especial de Malargüe 2-030 Dr. Juan Maurín Navarro.

Pablo eligió una carrera local ya que no pudo irse afuera. Luego de acudir a una oferta educativa decidió realizar ambas carreras paralelamente en el San José. Él hizo hincapié en la experiencia, pero sobretodo en poderse capacitar como alumnos constantemente, la enseñanza de valores que brinda el colegio para poder crecer como persona, para luego poder transmitirlo a los más pequeños, “…nos enseñan a ser buenas personas”, dijo.

El profesional mientras estudiaba pudo lograr una rápida inserción laboral ya que comenzó realizando ayudas a una persona con discapacidad y una vez recibido se tramitó el bono de puntaje y comenzó a presentarse a suplencias cortas y así logró tomar otras más largas hasta que finalmente se pudo quedar a cargo de sus horas.

Remarcó la importancia de la carrera de Educación Especial ya que tiene una amplia salida laboral, “…la mayoría de los que nos recibimos estamos trabajando de esto actualmente”. Pablo sugirió que debe quitársele el tabú al colegio por ser religioso. “Hay muchos estudiantes que no comparten la religión católica y el colegio los ha permitido, han respetado eso y se han recibido aquí logrando ser muy buenos profesionales”, cerró.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta