ESTUDIA EN MALARGÜE: hoy conocemos la experiencia de ex alumnos de TeCoNa

Más allá de compartir lo vivido en la carrera, extendieron la invitación a los jóvenes de Malargüe para que puedan continuar sus estudios en el departamento.

Marcos Vázquez y Cecilia Olate son egresados del IEF Sede Malargüe, de la Tecnicatura Superior en Conservación de la Naturaleza (TECONA) quienes nos cuentan su experiencia en la institución y su inserción en el mundo laboral luego de egresar.

Marcos Vázquez tiene 35 años, estudió la tecnicatura en la primera camada y lleva ya cerca de 10 años trabajando como Guardaparque. Primeramente se desempeñó en el Parque Aconcagua y luego por temporada fue variando de lugar, por lo que fue a otras provincias como Chubut.

Contó que siempre se sintió muy apegado a la naturaleza ya que él es criando en el campo y se le complicaba mucho la opción de estudiar afuera, por lo que fue una gran posibilidad realizarla aquí (refiriéndose a Malargüe).

“La experiencia como estudiante fue muy buena. Nuestra carrera fue de dos años, nosotros fuimos los ratones de laboratorio, pero fue muy lindo compartir con personas que nos conocíamos de chicos, a todos nos gustaba mucho”, recordó.

Marcos detalló que él era empleado en el CRIDC municipal  y que desde allí dio un gran salto para comenzar sus primeros pasos como Guardaparque, lo que además le abrió conocimientos y contactos de diferentes profesionales del medio.

“Es una experiencia muy linda, anímense y háganlo. No es difícil, aquí se forma una familia que te acompaña en todo momento”, dijo.  Además, como Guardaparque, aseguró que hace falta gente que le guste la conservación y se vea comprometida con la naturaleza.

Por su parte, Cecilia, de 29 años, se egresó el año pasado y actualmente ejerce como Técnica en Conservación del Ambiente en el CRIDC como personal municipal.

Ella por problemas personales, no pudo seguir estudiando en su momento, pero finalmente en 2016 eligió comenzar esta tecnicatura. Su carrera duro 3 años y tuvo la experiencia de compartir con mucha gente de otras partes de la Provincia, lo que resultó muy enriquecedor y asegura que al ser mujer aprendió muchas cosas que no sabía a la hora de defenderse en zona rural.

Recordó que ella se adaptó rápido a los aprendizajes y que se notaba la diferencia con aquellas personas que venían de afuera y no conocían mucho la zona rural local.

En lo laboral Cecilia era empleada municipal mucho antes de comenzar la tecnicatura, pero contó que luego de recibirse comenzó a desempeñarse con su profesión.

Asegura que la tecnicatura es una segunda casa para ella,  donde generó muchos amigos y fue muy contenida por los profesores. “Te deja muchas puertas abiertas para poder trabajar, al que le guste la naturaleza le recomiendo TeCoNa”, concluyó.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta