Semana del prematuro: conocemos diferentes experiencias

Cada 17 de noviembre se celebra a nivel mundial el Día del Prematuro, iniciativa de Unicef que desde el año 2009 fue ampliada para que la conmemoración se extendiera a lo largo de una semana, debido al exponencial aumento de niños con prematurez, que tenían cada vez más sobrevida.

Desde la Municipalidad de Malargüe, nos sumamos a esta fecha con la difusión de distintos testimonios de padres malargüinos que atravesaron este tipo de situación y es por ello que Jesica Laferte, esposa del intendente Ojeda, marcó el inicio de esta actividad contando su experiencia como mamá de una bebé prematura, Victoria, quien nació a las 31 semanas de embarazo y pesó 1,490kg.

“Llegamos con Juan al hospital, nos atendió Julia, nosotros lo tomamos como algo normal pero al evaluarme ya tenía 8 de dilatación. Allí me contuvieron mucho ya que no teníamos la experiencia, fue tan rápido que no estábamos preparados ni siquiera con las cosas de la bebé”, comenzó diciendo.

Continuó detallando que en menos de una hora se desarrolló todo el parto. Su pequeña recién nacida tuvo que ser asistida con la técnica RCP neonatal por lo que destacó el trabajo de aquellos profesionales, hace ocho años atrás.

Luego de las atenciones en el hospital local, Victoria tuvo que ser trasladada al vecino departamento de San Rafael donde quedó internada en neonatología. Allí empezó a crecer de a poco, era alimentada con leche materna pero con jeringa y luego de 10 días de nacida pudo ser alzada en los brazos de su mamá.

A partir de ese primer abrazo, la pequeña Victoria se prendió al pecho y comenzó a ser alimentada de manera natural,  lo que le brindó una energía y vitalidad importante para seguir adelante.

Jesica destacó el apoyo que tuvo en aquel momento por parte de los enfermeros y de todas las iglesias que los acompañaron con sus rezos. Remarcó la contención y la ayuda de los profesionales no solo aquí en Malargüe sino por todos los hospitales por los que pasó. “Es importante conocer los derechos que tenemos también, ya que no sabíamos si podíamos o no ingresar a estar con la bebé y acompañarla, solo la ley nos amparó porque no lo permitían

Además, Jesica detalló que su embarazo se desarrolló normalmente, con muchos controles y cuidados, su primera descompostura fue finalmente la que conllevó al nacimiento de su hija Victoria, “…deben estar atentos y preparados”, aseguró.

En total fueron 8 meses los que estuvieron con su pequeña hospitalizada para que salga adelante y se pueda desarrollar normalmente. “Fue una experiencia con final feliz a pesar de las 11 cirugías de Victoria. Hay que tener fe, todo se puede con el apoyo de los papás y los profesionales”, cerró.

 

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta