Hidráulica limpió más de 3 kilómetros de cauces en el sur provincial

Los trabajos forman parte del operativo de mantenimiento aluvional en la provincia. En esta oportunidad se acondicionaron colectores en San Rafael y Malargüe. Las tareas preventivas seguirán durante toda la temporada estival.

El operativo anual de limpieza y mantenimiento de cauces de la Dirección de Hidráulica fue clave para que los colectores de toda la provincia soportaran las fuertes tormentas localizadas que se registraron en las últimas semanas. Estos trabajos preventivos de una vital importancia continúan en el sur provincial donde se acondicionaron más de 3 kilómetros de cauces aluvionales.

En Valle Grande, San Rafael, se lleva adelante la limpieza, el mantenimiento y la protección de márgenes donde ya se acondicionaron unos 1.300 metros con la utilización de una pala cargadora.

También en los cauces del distrito 25 de Mayo se hizo el encauzamiento y la protección de márgenes en río Diamante y Zanjón Bolsa de Piedra con una excavadora. Hasta la fecha ya se trabajó en 1.100 metros de cauces.

Por su parte, en Malargüe se avanzó con la limpieza, el desembanque y la protección de márgenes en Arroyo Pequenco y río Atuel. Se trabajó con una excavadora y se acondicionaron unos 650 metros en total.

Los trabajos continuarán durante los próximos meses con el compromiso de proteger y preservar los colectores en toda la provincia.

Tomar conciencia

El cuidado de los cauces aluvionales es fundamental para el saneamiento y
armonía tanto de la población como para el buen funcionamiento de canales de riego, colectores aluvionales y acequias para regado de la arboleda pública. Por esto, se solicita a la población no utilizar estos lugares como vaciaderos, ni dejar residuos en las calles, ya que después de una tormenta, la basura va a parar a los canales, tapa las alcantarillas y se generan inundaciones no previstas.

Por ello se recomienda:

– No afectar cauces, colectores, cunetas u otras obras hidráulicas.

– Mantener cauces limpios de basuras y escombros.

– Mantener distancia de los cauces ante la proximidad de las tormentas.

– Acampar lejos de cauces, zonas de seguridad de presas, como vertederos o zonas bajas propensas a inundaciones.

Fuente: Prensa Mendoza

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta