El Senado avaló la ratificación del Decreto de transferencia de acciones de Potasio Río Colorado a la provincia

De esta manera, el Gobierno provincial podrá comenzar a trabajar en la toma de posesión de todos los bienes y derechos de la empresa. Se traspasarán los activos mineros y físicos, aparte del dinero del mantenimiento por cinco años aproximadamente. Implican 250 millones de dólares en activos.

Colorado Vale proyecto

La Cámara de Senadores, aprobó la ratificación del Decreto 1638 del 11 de diciembre de 2020, por el cual se aprueba el contrato de cesión y transferencia de la totalidad de las acciones que posee Vale en el emprendimiento Potasio Río Colorado, que fuera firmado entre la provincia de Mendoza y  la empresa.

La propuesta fue aprobada por 22 votos positivos, 2 negativos y 14 abstenciones por lo que pasó al Poder Ejecutivo para su promulgación.

El senador Rolando Baldasso se refirió a esta propuesta que fue aprobada la semana pasada por la Cámara de Diputados. Resaltó la importancia de esta iniciativa para el crecimiento de la provincia de Mendoza. En este sentido el legislador sostuvo: «Esta mina fue indudablemente la gran oportunidad perdida de la década pasada de la Provincia. El proyecto hubiera colocado a Mendoza en el mapa geopolítico internacional duplicando las exportaciones de Mendoza e incrementando su PBG en casi un 20%”.

El legislador también explicó que luego de parar las obras a principios de 2013, el costo más elevado fue el humano. Se produjo una gran cantidad de desempleos, principalmente en Mendoza. Fueron despedidos 6 mil trabajadores. Con la transferencia, Mendoza recuperará activos estratégicos de Potasio Río Colorado y se asegurarán los costos de mantenimiento por 5 años, que no demandarán gastos de recursos públicos extra. De esta manera, se abrirá un período de negociaciones directas para generar empleo y dinamizar la economía provincial.

Baldasso resaltó que la semana pasada visitaron el proyecto junto a diputados y senadores. «El yacimiento fue descubierto por la minera TEA en 1978. En 2004, el proyecto arrancó gracias a la angloaustraliana Río Tinto. Cinco años después, Vale compró el proyecto (un yacimiento con una duración de unos cincuenta años) por US$ 850 millones.

Asimismo destacó que el proyecto Potasio Río Colorado no sólo incluía obras en Mendoza, sino también para las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires. “Se preveía inversiones por US$5.915 millones (de los que se desembolsaron cerca de US$ 2.000 millones). En diciembre de 2012, se suspendieron las obras del proyecto para analizar su viabilidad financiera. La minera pidió al Gobierno argentino exenciones impositivas”, indicó.

Explicó que en febrero de 2013, reportó sus primeras pérdidas trimestrales en 10 años. «Llevaban meses revisando el proyecto Río Colorado, cuyos costos se habían disparado por la inflación y los controles de cambio en Argentina. El 11 de marzo de 2013, la empresa brasileña informó al Gobierno argentino que teniendo en cuenta el contexto macro económico, decidían suspender a modo definitivo el Proyecto Potasio Río Colorado», enumeró.

Baldasso además sostuvo que tienen varias ofertas desde China (Shanghai Potash Research), Suecia, Australia y varios lugares del mundo para llevar adelante la explotación de la mina de sales de potasio para el agro.

Luego, el senador Alejandro Abraham indicó que desde el bloque Frente de Todos se abstendrán de participar de la votación. «Era necesario un tratamiento más extenso y amplio de una propuesta de estas características. Nosotros nunca pusimos palos en la rueda en el crecimiento de la Provincia. Este contrato que se nos ha remitido, tiene puntos que son oscuros y que no sabemos ya que no tenemos la información suficiente», precisó.

Por su parte, el senador Lucas Quesada se «mostró» feliz por lo que se está debatiendo en la Cámara. «Tuvimos la posibilidad de visitarla y de hablar con mucha gente de los departamentos del Sur provincial.  Esto dará trabajo a muchos mendocinos y se está haciendo con la mejor buena intención. Esas instalaciones están hace 6 años en desuso por lo que es necesario que se empiecen a utilizar», aseveró.

El legislador Lautaro Jiménez criticó la propuesta del Ejecutivo. «No pudimos acceder al contrato para ver de qué se trata el proyecto. Pareciera que Vale nos hace un favor devolviendo la mina. Hay diputados del oficialismo que están denunciando el acuerdo», indicó.

Fernando Alin, quien representa el bloque socialista dejó marcada su posición con respecto a este tema. «Con este proyecto se da una oportunidad para que la Provincia pueda crecer. Nuestra postura va ser de apoyar la propuesta», comentó.

En tanto, el senador Daniel Galdeano informó que desde el bloque Intransigente se abstendrán de votar el proyecto que avala el decreto del Gobierno provincial, porque también consideran que la propuesta debe ser tratada en profundidad.

Posteriormente, el representante del bloque Protectora Fuerza Política Marcelo Romano se opuso a la propuesta impulsada por el gobernador de Mendoza Rodolfo Suarez ya que considera que este proyecto no cuida los bienes comunes.

La legisladora Gladys Ruiz expresó que es un tema importante para la provincia de Mendoza. «Estamos avalando una transferencia histórica, ya que esto nos va a permitir dinamizar la economía local», subrayó.

«Nosotros no estamos comprando las acciones de Vale, no vamos a hacer dueños de esa empresa. Vale está transfiriendo las acciones de su propiedad en la sociedad Potasio Río Colorado. Vamos a ser accionistas de Potasio. El contrato no es secreto, es confidencial que es distinto. Los legisladores han tenido los elementos para analizar este contrato. Los grandes beneficios que va tener Mendoza con esto, ya han sido explicados por otros senadores», aseguró el senador Juan Carlos Jaliff.

Alcances de la propuesta

Tal como establece el Decreto del Poder Ejecutivo, “la adquisición del paquete accionario no requiere en sí misma ningún aporte económico por parte del Estado provincial, ni para la transferencia ni para las operaciones subsiguientes de la empresa”, a la vez que pondera la posibilidad de “reactivación de un proyecto que se encuentra paralizado desde 2012”.

Además, sostienen los considerandos, el proyecto “podría generar producciones complementarias, relacionadas a subproductos de la producción del Cloruro de Potasio”, alentando “sinergias con el resto de las actividades productivas de la región  especialmente con el polo industrial y de servicios de Pata Mora”. Más allá de “la incertidumbre reinante en el mercado global de los fertilizantes, existe una demanda insatisfecha en el mercado regional que incluye a Argentina, Uruguay y el Sur de Brasil”, señala el texto.

La revisión de la totalidad de lo establecido en este documento fue realizado por Fiscalía del Estado y Asesoría de Gobierno, en tanto que para garantizar los beneficios del traspaso accionario a la provincia de Mendoza y verificar sus términos, fue revisado también por la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía y Energía.

Potasio Río Colorado, comenzó a gestarse como proyecto en 2010  cuando Vale anuncia una inversión de 6500 millones de dólares para la producción de  4,2 millones de toneladas de sales de potasio por año para exportar al mercado mundial. Por diversos motivos, a fines de 2012 y principios de 2013, paraliza sus actividades y ya finalizando el 2018,  vende toda su misión de potasio.

Fue en 2019 cuando empieza esta negociación que culminó hace un mes, aproximadamente, con la rúbrica del gobernador Rodolfo Suarez y Vale, y que fue avalada hoy por la Cámara Alta.

Los activos serán transferidos a la provincia por un valor económico de 250 millones de dólares, según informó el ministro de Economía, Enrique Vaquié, en oportunidad de exponer los alcances de este acuerdo ante el plenario de comisiones.

Dentro de esos activos, se cuentan 80 mil hectáreas, instalaciones para 3000 personas, con habitaciones, cocina, lavandería, naves industriales, un pequeño aeropuerto “con todas las condiciones de seguridad”, y un camión de bomberos, entre otros. Además, la empresa desembolsará 30 millones de dólares para cubrir los costos a 5 años, aunque según estiman desde el gobierno provincial, podrían ser 7.

Respecto a los proyectos que tiene la provincia, Vaquié explicó en su momento que se piensa en un mercado dividido en tres partes. Por un lado, la producción de sales de potasio en alrededor de 200 mil toneladas por año, es decir, el 5% de la propuesta original de Vale, para el mercado interno de Argentina que hoy importa ese producto, y para exportar al mercado regional, básicamente a Uruguay y Paraguay.

En segundo lugar, podría instalarse una fábrica de soda solvay, la que junto a la calcita, sería el insumo o la materia prima para vidrios. Hoy se trae de Chubut una parte y se importa la otra. Solamente Mendoza, consume 30 mil toneladas año de soda solvay.

El tercer punto u objetivo es potenciar la infraestructura haciendo un polo logístico de servicios petroleros, complementándolo con Pata Mora, para atraer la instalación de estos servicios. De acuerdo a lo informado por Vaquié, “tenemos cuatro empresas interesadas en instalarse ahí, incluido YPF que quiere instalar una fábrica de polímeros”.

Fuente: Legislatura Mendoza

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta