Veterinaria y Zoonosis: Explicaron cuál es el método que se aplica en los perros vagabundos

Por ordenanza, en Malargüe se utiliza la práctica de capturar, esterilizar y devolver el animal al lugar donde fue encontrado. Vale aclarar que las mascotas son ofrecidas en adopción pero de no encontrarse un dueño (dentro de las 72 horas), las mismas son reintegradas a su “ambiente estable”.

Recientemente, en las redes sociales, se ha hecho pública una situación que involucra a dos perras que fueron encontradas por turistas, en inmediaciones del Bº Colonia Pehuenche. Estas personas las recogieron y lograron ubicar al director de Veterinaria y Zoonosis, Dr. Martín Vargas, para que atendiera a los animales y resolvieran desde su área el caso.

Ante este hecho, el Dr. Vargas comenzó relatando que estos visitantes se contactaron con él, el martes 16 –feriado de carnaval- en horas de la noche y afirmó que gentilmente las espero en su oficina para recibir y atender a estos animales. Explicó que según la Ordenanza Nº 1529/2011 -en su Art. 5-, el procedimiento que se realiza en nuestro departamento -cuando se trata de perros vagabundos- está permitido.

Entre las líneas de la reglamentación se puede leer: “Por tratarse de una medida de salud pública, el municipio priorizará la esterilización de animales que carezcan de propietarios y que deambulen en la vía pública, previo informe del profesional veterinario a cargo que desestime la agresividad de los mismos, estableciéndose en estos casos las técnicas de captura, esterilización y retorno al lugar donde fueran capturados los animales para estabilizar las colonias de animales abandonados”.

Siguió contando que le consultó a estas personas el lugar puntual en donde las habían encontrado y al día siguiente (por el miércoles 17 de febrero) las perras recibieron la atención médica adecuada. “Se las intervino quirúrgicamente y les suministramos los medicamentos necesarios”, apuntó. Luego, reveló que al paso de tres días las perras no fueron adoptadas por lo que las llevaron al lugar descrito por los turistas. “Los vecinos constataron que eran perras abandonadas, por lo que se cumplió con la ordenanza vigente y fueron retornadas a su sitio”, manifestó el profesional.

Vargas mencionó que mediante este control canino ellos pueden, de cierta manera, tener controlada la situación de la superpoblación canina porque, por el momento, no hay otras opciones, “Malargüe no tiene una perrera municipal y tampoco tiene las canileras en condiciones para este tipo de acciones”, sostuvo.

Sobre la ordenanza vigente, el médico veterinario aclaró que ellos la reglamentaron basándose en la Guía para el Manejo Humanitario de las Poblaciones Caninas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por el método que aplica la Sociedad Mundial de Protección Animal, que es ídem al procedimiento que se realiza no solo en Malargüe sino también en otras partes del mundo y que se fundamenta principalmente en la intervencion de los animales desprotegidos, los que se reproducen de manera descontrolada y explicó que se devuelven al lugar donde fueron encontrados, para que no pasen por territorios desconocidos y sean agredidos por otros perros.

Teniendo en cuenta lo anterior, vale puntualizar que el personal de la Dirección de Veterinaria y Zoonosis ha recibido recientemente una capacitación sobre las técnicas de capturas para evitar accidentes.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta