La Suprema Corte llama a concurso para el registro de apoyo a personas con discapacidad

El mismo tiene por objetivo la asistencia y el acompañamiento para la gente en su vida cotidiana.

El Dr. Esteban Fonseca y el Juez Agustín Cinollo dieron a conocer las novedades de este llamado, haciendo hincapié en personas que tengan algún tipo de discapacidad. La idea es que cada ciudadano tenga a una persona que lo acompañe y ayude en su vida cotidiana en diferentes aspectos.

El Juez Cinollo tomó la palabra en primer lugar para decir que “necesitan una figura de apoyo, alguien que los asista y acompañe”. Por lo general, en cada caso que se tramita, las personas con discapacidad tienen algún familiar con quien contar pero a veces no tienen o no pueden designar a nadie para apoyarlo. Debido a esto, la Suprema Corte dictó una acordada ordenando las inscripciones de este registro de apoyo para que se inscriban personas con vocación de servicio y tengan interés en ayudar hasta diez personas en situación de discapacidad. Para inscribirse a este registro, hay tiempo hasta el 26 de mayo y cada persona que realice el curso debe aprobarlo, luego la Suprema Corte se comunicará con ellos para brindarles datos específicos.

“Tienen que tener ganas de ayudar, es remunerado dependiendo de la cantidad de persona que apoyarán, deben aprobar el curso y a medida que se los vaya necesitando se los va a ir designando”, dijo el juez. “No significa que ser figura de apoyo implique convivir, solo se necesita su ayuda a la persona con discapacidad, por ejemplo haciendo trámites previsionales, en el banco, etc. en otros casos es solo visitarlo y demás. Hay distintas situaciones y restricciones para desarrollar estas ayudas”, cerró Cinollo.

Por su parte, el Dr. Fonseca resaltó la importancia de este registro para Malargüe ya que “no existía la creación de esta figura. Es muy importante porque generalmente aquellos casos en que las personas no tienen familiares que se comporten como apoyos, son los mismos donde hay mayor vulnerabilidad y requieren de estas figuras para que se inscriban y nos ayuden”. Destacó también que lo principal en lo que se enfoca la acordada es en la gestión de los bienes y que cada apoyo está encomendado a poder cobrar su pensión y gestionar los debidos trámites.

“Iniciamos procedimientos para determinar la capacidad de las figuras de apoyo para saber cuánto puede consentir ciertos actos, el juez de familia determina  este grado de capacidad y necesita que esta persona complemente esas decisiones y la represente dependiendo del caso, si es muy grave la discapacidad o no”, continuó Fonseca.

“Hay que recordar que hay ciertos requisitos para la inscripción: no tener una condena por delitos previos, es decir que se necesita un registro de antecedentes; no contar con domicilio fuera del país, entre otros”, especificaron. Además se debe acreditar un examen médico y psicológico junto al curso previo como comentaba anteriormente el Juez Agustín Cinollo.

En cuanto al curso que debe realizarse para inscribirse como figura de apoyo, Fonseca indicó: “Es un curso breve, seguramente se mantendrá virtualmente”. Para inscribirse deben ingresar a la página web del Poder Judicial y dirigirse al link de derechos humanos o bien acercarse al Juzgado de Familia. Aquellas personas que estén interesadas o que no tengan figuras de apoyo serán asesorados  y/o inscriptos en el registro. Cabe mencionar que es la segunda convocatoria de este tipo y que el registro dura hasta cinco años.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta