Malargüina representa al malambo en el documental “Origen”

La joven Nikol Ortiz es una de las pioneras en malambo femenino de nuestro departamento y fue convocada para participar de un interesante documental.

Hace varios años que el malambo ya no es una danza de la virilidad y la potencia masculinas; existe incluso un festival de malambo femenino y muchas mujeres en distintos lugares del país practican esta danza tan poderosa como deslumbrante.

Ver un cuerpo femenino bailando el malambo, releyendo esta tradición y reescribiendo la historia, es un acto de empoderamiento y un desafío a lo que la cultura adjudicó históricamente a hombres y mujeres.

Origen, el malambo y la mujer” se titula el documental donde participa la malargüina Nikol Ortiz, quien fue invitada por Oscar Magallanes a ser parte de dicho film. El mismo cuenta como comenzó el malambo en la mujer, su historia y como se logró que sea solo “Malambo” sin distinción de género. Éste se estrenará el próximo lunes 24 de mayo, a las 22 horas por YouTube, “por ahora no se puede decir el link, pero si se debe estar atentos a las redes para saber por dónde visualizarlo”, contó Nikol.

Respecto a su carrera, la joven comentó que siempre le gustó el malambo pero nunca se animaba a practicarlo. Un día le preguntó al profesor de sus primos si podía ensayar y al tener respuesta positiva comenzó a practicar y aprender, para luego hacerse del vestuario y poder comenzar a participar de los diferentes certámenes. “Tuve la oportunidad de presentarme en el preselectivo en San Rafael donde tuve la suerte de salir subcampeona, hace dos años; después pude ir a zapatear a Córdoba, se fue dando de una manera que nadie pensó y el profe me incentivo a cosas más grandes”, reveló.

Detalló que actualmente se dedica al malambo norteño y volviendo al documental dijo que su finalidad es demostrar que el malambo es igual en hombres y mujeres, “…no hay diferencia, y es una satisfacción saber que hay futuro en el malambo como mujer”, afirmó. Se mostró agradecida con su profesor Matías Pérez, quien –según afirma Nikol- le brindó muchas horas, mucha paciencia e incentivos.

Para aquellas mujeres que quieran aprender malambo, Nikol las invitó a sumarse manifestando que en todos los elencos hay puertas abiertas y que el malambo es muy lindo para que se contagien de la energía que tiene la danza y se animen.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta