En el Día Mundial de la Zoonosis resaltaron la responsabilidad de los vecinos por sus mascotas

Estos últimos meses la Dirección de Veterinaria y Zoonosis ha tenido gran demanda de los malargüinos para que sus animales sean castrados o vacunados.

Desde la Municipalidad de Malargüe, fue la Dra. María Eugenia Guiñazú, referente de la Dirección de Veterinaria y Zoonosis la que hizo uso de la palabra sobre la fecha alusiva que corresponde al Día Mundial de la Zoonosis; quien además destacó la excelente respuesta de los vecinos ante las campañas de concientización sobre la Tenencia Responsable de Mascotas valorizando que estos últimos meses han aplicado muchas vacunas y dado muchos turnos para cirugías.

Por otro lado, Guiñazú indicó que la rabia es una de las enfermedades más destacadas que se tienen, fundamentalmente porque produce un 100% de letalidad. A raíz de ello es que desarrollan campañas de prevención y concientización ante estos hechos.

Continuó poniendo en valor las tareas de vacunación ya que esa constante le ha permitido a Mendoza no tener casos humanos de rabia desde 1983.

Sobre la vacuna antirrábica, Guiñazú especificó que la misma la colocan en la dirección mencionada anteriormente, de forma gratuita y de lunes a viernes de 8 a 12:30 horas. Para más información pueden comunicarse al 4470999.

Zoonosis

Fuente: Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Organización Mundial de la Salud (OMS)

Las Zoonosis son enfermedades infecciosas transmisibles naturalmente desde animales vertebrados al ser humano. La estrecha interacción entre hombres y animales, así como el aumento de la actividad comercial y la movilización de personas, animales, sus productos y subproductos han propiciado una mayor diseminación de las zoonosis. Además, la diseminación de estas enfermedades también puede ser impulsada por la modernización de las prácticas agrícolas, particularmente en las regiones en desarrollo vulnerables a la destrucción del hábitat, la invasión humana y el cambio climático. El impacto de las zoonosis no solo radica en el daño a la salud pública, sino que ocasiona severas pérdidas económicas en la región.

También consideraron que, en la inmensa mayoría de los casos, la intervención o control en la fuente animal podría evitar problemas ulteriores de salud pública. Se hace necesario considerar y desarrollar intervenciones integradas, que tengan en cuenta las causas que interactúan y son responsables de los problemas intersectoriales de salud. Así, la búsqueda de soluciones para estos problemas, dada su complejidad, implica un abordaje mediante la cooperación a escala intersectorial en el marco “One Health” (Una Salud), que requiere la aportación, intervención y colaboración de equipos profesionales de los sectores de la salud humana, animal y ambiental.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta