TURISMO: Los Imperdibles de la Ruta 40 en Malargüe

Malargüe, un gran y joven departamento al sur de la provincia de Mendoza, nos conecta directamente con lo que nos gusta, complace e identifica: la montaña y sus paisajes. Al sur de Mendoza por la prestigiosa Ruta Nacional 40 se encuentran una serie de imperdibles atractivos que combinan las historias de la tierra y los increíbles paisajes de montaña con todos los servicios para disfrutar a pleno de la estadía en Malargüe.


En plena Ruta Nacional 40, nos encontramos con las Cascadas de Manqui Malal. Allí podemos observar restos fósiles del antiguo jurásico, tales como amonites y bivalvos, a través de un trekking guiado que finaliza al pie de una cascada de casi 30 metros. Este lugar cuenta con un restaurante, donde se puede degustar la gastronomía regional y uno de nuestros platos recomendados: Chivito al horno acompañado de riquísimas papas rústicas.

Rosario Lucero, anfitriona y propietaria del sector, nos cuenta que también poseen budines y pastelería artesanal para los visitantes, que pueden disfrutar en los atardeceres o en las frías tardes de invierno de un café o un té. También su recomendación es el chivito con papas rústicas, característico plato del lugar.

Manqui Malal que en el vocablo significa “barda de cóndores”, es un lugar de singular belleza de montaña, donde las historias paleontológicas y geológicas dan muestra de la historia de la tierra y sus extraordinarios movimientos. Fósiles e impresiones en las rocas manifiestan la presencia de antiguos mares intrusivos que visitaron estos lugares, hoy a más de 1.800 metros de altura. Este complejo que posee cascadas, es uno de los sitios imperdibles de la Ruta 40 en Malargüe: La ruta más emblemática del país que nos invita a recorrerla y disfrutar de sus atractivos.

Sobre la misma Cuesta del Chihuido nos encontramos con Turcará Aventuras, con senderos auto guiados, es favorecido por encontrarse en la parte más alta de la Ruta 40. Durante el recorrido podemos observar las maravillosas vistas panorámicas que ofrece la cuesta, descubriendo a su paso miradores encantados, cascadas de agua cristalina, cárcavas de piedra marcadas por el paso del tiempo y gran cantidad de fósiles marinos. Ideal para quienes disfrutan de caminar en contacto con la naturaleza, así como la observación de la flora y fauna del lugar.

Para los Aventureros un circuito completo, en el cuál y después de equiparnos e instruirnos sobre el uso de los elementos de Seguridad, comenzamos la aventura cruzando un Puente Tibetano (uniendo dos bardas a 20 metros de altura), continuamos con una caminata por el playón de bivalvos, fósiles marinos de más de 160.000.000 de años, donde aprenderemos sobre los procesos de fosilización e historia del levantamiento de la cuesta, continuando la aventura con la Vía Ferrata, en la que recorreremos un balcón natural a más de 60 metros de alto para ingresar a una caverna. Allí nos explicaran sobre su proceso de formación y descubrimiento, luego atravesaremos un Puente Comando y (Opcional) para los más valientes el Puente del Abismo! Finalizando la Via Ferrata en la Tirolesa del salto, a 90 metros de altura, cómo lo indica si nombre es un salto al vacío que nos llevará al otro lado de la barda para terminar por la Tirolesa del vuelo a unos 80 metros de altura, en donde es inevitable sentirse un ave.

Claudio Turletti, propietario del parque, nos invita a disfrutar también del sabor que caracteriza al lugar con la exquisita hamburguesa de chivito, que se sirve en un pintoresco restaurante con vistas a la Cuesta del Chihuido, considerada uno de los tramos más lindos de la Ruta 40. Importante destacar que Turcará Aventuras es pionero en turismo accesible para que personas con discapacidad motriz puedan disfrutar de este extraordinario lugar.

Seguimos recorriendo “La 40” y llegamos a Llano Blanco Geoparque, con un alto valor paleontológico, arqueológico e histórico. Podemos citar, entre otros puntos de interés, los corrales, el molino, el bosque petrificado, los asentamientos de pueblos originarios y la capilla. Se ubica a 8 km de Bardas Blancas, en la Ruta 40, y comprende actividades de trekking paleontológico, arqueológico, historia y cultura regional, bajo la premisa del cuidado y preservación del patrimonio local. Con su gastronomía que ofrece corderito a fuego lento en el mejor paisaje de araucarias petrificadas.

Mariano Robledo, su propietario, nos comenta sobre la fuerte apuesta realizada para brindar todos los servicios al turista: Cuentan con churrasqueras y camping acondicionado para que pasar el día en un entorno natural en la ruta más emblemática y turística de nuestra Argentina. Los senderos al Bosque Petrificado con guías profesionales es una experiencia única y fantástica, para que conozcan todos los detalles paleontológicos, arqueológicos e históricos que posee el lugar.

La mítica Ruta 40, con sus historias y tradiciones, se ven reflejados en este complejo Geoparque que cuenta con excelente servicio de restaurant, destacando el corderito a fuego lento, empanadas y el delicioso café con tortas fritas a la tarde. Autos antiguos, restos arqueológicos de antiguos pueblos originarios, guía de flora autóctona, historias de grandes estancias con molinos harineros, vestigios de la actividad petrolera en el lugar. Corrales y viejas construcciones que rememoran la gran actividad y dinámica de la Mítica Ruta 40 todo para disfrutar en el Geoparque Llano Blanco.

Contactos:

Manqui Malal: 2604-051538

Turcará. Aventuras: 01149145237

Geoparque Llano Blanco: 2604-562014

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta