La Alcaidía transitoria se encuentra operativa y trabajando en proyectos para afianzar vínculos familiares.

El año pasado la Municipalidad de Malargüe entregó la Unidad Transitoria de Alojamiento al servicio penitenciario para que pudiese ser utilizado y tal es así que actualmente se encuentra operativo.

Desde hace un tiempo, la obra de la Alcaidía realizada por el municipio, fue entregada a las autoridades del Servicio Penitenciario quienes trabajan en conjunto con el juzgado de ejecución local y funciona como la alcaidía 8 transitoria bajo la dirección del Jefe de Alcaidía VIII Transitoria de Malargüe-Oficial Sub Alcaide Anibal A. Pozo. Cabe destacar para la ciudadanía que una alcaidía no es una cárcel sino un lugar transitorio para personas que esperan ser juzgadas o bien, como se usa actualmente, para malargüinos privados de su libertad que transitan el beneficio de salidas transitorias.

En cuanto al funcionamiento, Oficial Sub Alcaide Pozo, dio a conocer que los actuales detenidos son todos hombres malargüinos que tienen el beneficio de salidas transitorias (su régimen es avanzado en la condena, próximos adquirir la libertad condicional o su libertad) quienes son trasladados del complejo penitenciario 4 de San Rafael a fin de establecer un mayor vínculo con su familia en el departamento de Malargüe. Al momento de sus salidas, son trasladados desde la Alcaidía al domicilio del detenido en la fecha que le corresponda según otorgado por el magistrado. Pozo, aclaró que “estas salidas transitorias, se hacen bajo un monitoreo georreferenciar, es decir, por satélite, marcando una hoja de ruta”.

En cuanto a la seguridad del lugar, en este centro transitorio de detención, trabaja personal penitenciario masculino, quienes cumplen con los protocolos establecidos en todo ámbito público ante esta pandemia. Además, este edificio que cuenta con un sistema de guardia permanente, tiene sistema eléctrico, con baños incorporados, agua y servicios preparados para tal fin.

El Sub-alcaide Pozo, está gestionando algunos proyectos para ser realizados por los detenidos en el lugar. Acerca de ellos, Pozo explicó que se trata de trabajos manuales y que muy pronto -cuando lleguen insumos desde Buenos Aires- los detenidos iniciarán con el proyecto de hidroponía que es el arte de cultivar plantas sin usar suelo agrícola. En los cultivos sin suelo, éste es reemplazado por un sustrato inerte donde los nutrientes (el alimento) que necesita la planta para vivir y producir son entregados en el riego. La intención es que ayuden a sus familias tomando conocimientos de algunas tareas agrícolas como por ejemplo la hidroponía.

Finalmente, el director de la alcaidía local, agradeció el trabajo colaborativo de la Municipalidad de Malargüe “el apoyo es incondicional desde las diferentes áreas como el taller mecánico o maquinas, siempre el personal con buena predisposición al igual que con el personal policial o de edemsa”.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta