Educación nutricional: la alimentación en la primera infancia

Recomendaciones del Servicio de Nutrición y Alimentación de OSEP para acompañar el crecimiento saludable de niños y niñas.

A partir del primer año de vida, los niños cambian mucho su comportamiento alimentario. A partir de ese momento van aprendiendo y consolidando hábitos alimentarios.

Empiezan a comer solos y progresivamente empiezan a utilizar los cubiertos. Primero la cuchara, normalmente por el cambio de textura de los alimentos, sopas, purés y, poco a poco, los demás alimentos sólidos. También dejan de utilizar mamadera para pasar al vaso.

En esta etapa es importante distribuir las comidas en 4 a 5 por día. Tres de ellas deben ser completas y equilibradas en cantidad y calidad, es decir, deben contener todos los tipos de alimentos.

En cuanto a la textura, se deben ir eliminando los purés como alimento diario y pasar a la comida familiar.

A medida que se introducen los alimentos sólidos, los pequeños deben aprender a saborear diferentes verduras por separado, separar también la carne roja, el pescado y el pollo. También se deben ir incluyendo las comidas en guisos, mezclar carne o pescado con verduras, pastas, o cereales con verdura. Este tipo de comida facilita la palatabilidad y desarrolla el gusto.

No hay que olvidar que “la hora de comer” debe ser lo más agradable y distendida posible. Es importante que los miembros de la familia se reúnan para comer y que en ese momento eviten mirar televisores o celulares.

La alimentación de los niños pequeños

  • Debe incluir al menos tres lácteos por día.
  • Evitar las grasas saturadas, sobre todo las comidas rápidas.
  • Diariamente los niños deben consumir  alimentos ricos en fibra como frutas, vegetales, legumbres y cereales integrales.
  • Excluir en lo posible colorantes y conservantes.
  • Se recomienda la fruta entera, no el jugo solo.
  • Se sugiere la elaboración casera de las comidas diarias.

Menú sugerido

– Desayuno: leche, fruta, cereales

– Media mañana: yogur, cereales, fruta

– Almuerzo: pollo/huevos/pescado/carne roja/pasta/arroz/legumbres/ensalada o verdura/ fruta

– Merienda: leche o derivado lácteo. Fruta. Pan.

– Cena: similar al almuerzo, sin repetir alimentos y compensando.

Fuentes:

  • licenciada  Silvina Rodríguez Blanco (matrícula 1163). Servicio de Nutrición y Alimentación de OSEP.
  • Gobierno de Mendoza
¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta