4 Malargüinas al Nacional de Hockey

Se trata de Daniela Macario, Valentina Maya, Luciana Moya y Martina Ponzi, quienes vienen trabajando hace varios meses y hoy son parte de la Selección Mendocinas de Hockey que disputará el Nacional el próximo 16 de Septiembre.

En el mes de Mayo, la entrenadora del equipo mendocino de Hockey Eliana Mestre, vino a Malargüe con el apoyo de la Dirección de Deportes para seleccionar chicas y en ese momento quedaron 8, que vienen trabajando de forma incansable todos los viernes viajando a Mendoza para poder entrenar con todo el equipo. Dialogamos con ellas y nos contaron sus experiencias:

Valentina Maya: “Esto fue un proceso muy largo para nosotras. Desde Mayo que viajamos todos los viernes a la capital para entrenar con la preselección y además trabajamos con la selección masculina, para aprovechar todo el día. El día sábado nos enteramos que éramos 4 las chicas de Malargüe las que quedamos seleccionadas. Al principio estaba re sorprendida y no caía que era verdad, si bien veníamos trabajando muchísimo y haciendo un esfuerzo enorme para lograrlo, no me lo esperaba.”

Valentina es la más experimentada de todas, tiene 21 años, estudia abogacía en la Universidad de Mendoza y práctica este deporte desde el 2011, juega de volante central o también de marcadora y lo hace en el Club Deportivo Municipal.

“Hoy tenemos que seguir más concentradas que nunca, van a ser días claves para el campeonato y el objetivo principal es dejar a Mendoza en lo más alto en este Torneo Nacional de Santa Fe. Quiero agradecer principalmente a ustedes por el apoyo y la difusión que le dan al hockey y a todos los deportistas malargüinos”, cerró Maya.

Daniela Macario: “En febrero participamos de un torneo en Uspallata y nos estuvieron mirando para el seleccionado. Gracias a ese contacto nos visitó en Malargüe y se llevó una gran impresión, por eso fuimos 8 las preseleccionadas. Para mí fui sorpresivo, no me lo esperaba”, comentó.

Daniela tiene 18 años y es arquera hace 8, hoy ataja en Atómica y le gusta mucho ese puesto porque para ella es un reto personal, ya que es uno de los más difíciles: “cuando te toca sacarle una bocha a un gran jugador, es una satisfacción enorme”, sostuvo.

“Desde este momento estoy enfocada en el 16/09 y tratar de seguir mejorando. Esto me obliga a exigirme cada vez más y aprender cosas nuevas en el puesto. Dentro de muy poco me voy a ir de Malargüe para estudiar en Bahía Blanca y lo que más me ayudó es a elegir la Universidad, fue el apoyo que le dan a los deportistas y es fundamental para poder hacer las dos cosas en conjunto”, finalizó.

Martina Ponzi detalló: “Hace varios meses que venimos esforzándonos un montón para este momento, la verdad que me puse muy contenta porque después de tanto trabajo, llegó esta gran noticia”.

Martina es la más jovencita de las 4, tiene apenas 16 años, va al ESTIM, hasta ahora no tiene pensado una carrera, pero tiene mucho tiempo para decidir. En la cancha puede posicionarse de volante central o delantera desde hace casi 9 años. Empezó a jugar al hockey porque la hermana también lo hacía, hoy defiende los colores de Atómica.

Luciana Moya: “Sinceramente no me esperaba esta noticia fue una verdadera sorpresa, hoy estoy en una etapa donde no le presté mucha atención al deporte, porque me dediqué más al estudio y para mí era más un hobbie, algo que iba a usar para despejarme. Cuando me enteré estaba muy emocionada y ahora con las chicas que muchos años fuimos rivales, hoy son compañeras.”

Luciana es la que más convocatorias a selecciones tuvo, tiene apenas 18 años, pero demuestra algunos más en su forma de expresarse. Estudia psicología en la Universidad de Mendoza, empezó a jugar a los 6 años en Chubut. Lo hace de volante central o de enganche, que son las posiciones que más le gustan aunque ocupó todos los puestos, incluso el de arquera durante varios años. Hoy es parte del Club Social y Deportivo Municipal.

“Mí sueño sería llegar a una selección mayor, pero hoy el hockey es más que nada una distracción para mí, porque estoy más enfocada en el estudio. Yo tuve la posibilidad de clasificar al seleccionado austral, pero no pude participar porque me tuve que volver a Malargüe, así que es una especie de revancha. Hoy tenemos está oportunidad que muy pocas la tienen y debemos aprovecharla al máximo.”, concluyó.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta