Recomendaciones al realizar actividades de montaña

La Patrulla de Rescate aconseja extremar los cuidados para no sufrir accidentes.

Tras el inicio de una nueva temporada estival en el Parque Provincial Aconcagua, la Patrulla de Rescate y Auxilio de Montaña brinda consejos para evitar cualquier tipo de accidentes al realizar actividades de montaña.

Es importante aclarar que el comienzo de la temporada en el Parque Provincial Aconcagua es solo para realizar trekking corto, es decir en el día, ya que todavía no se permite acampar. Recién el 1 de enero de 2021 se podrá realizar el ascenso a la cumbre.

Por este motivo, a mediados de diciembre, la Patrulla de Rescate comenzará a trasladar los equipos para brindar rescate y servicios médicos de emergencias, con la colaboración del Cuerpo de Aviación Policial.

Entre las recomendaciones a tener en cuenta se aconseja evitar ir solo a la montaña y, antes de comenzar la excursión, avisar a la familia el itinerario, horario de regreso, alternativas y personas que tomarán parte.

También es fundamental, antes de emprender la travesía, informarse de las condiciones meteorológicas y el pronóstico del tiempo de los días siguientes.

El montañismo exige planificar la actividad y duración, un entrenamiento previo e informarse sobre la zona y el recorrido. Por este motivo, desde esta área aconsejan informar el itinerario al correo electrónico patrullarescate-seg@mendoza.gov.ar. En el caso de no conocer el lugar o no contar con los recursos, realizar la actividad con guías de montaña profesionales.

Por otro lado, siempre hay que llevar ropa apropiada y disponer una mochila con 2 litros de agua, un teléfono celular o algún aparato para dar aviso en caso de una emergencia, linterna, fósforos, encendedor, cortaplumas, abrigo y alimentos.

En caso de accidentes en la montaña

Mantener la calma y auxiliar si hay una persona herida.

Avisar inmediatamente al refugio más cercano.

Evitar dejar solo al herido. Si no hay otra opción, colocarle abrigo y dejarle comida y líquido suficientes.

Señalar el lugar para que los rescatistas lo localicen fácilmente.

Informar a las autoridades sobre: descripción del accidente, número de heridos, lesiones y gravedad, cuándo y dónde ocurrió.

Informar sobre las condiciones meteorológicas.

En casos de personas extraviadas

Evitar caminar sin rumbo cierto por terreno accidentado o peligroso.

Si no se tiene una brújula o sistema de posicionamiento global, hay referencias que indican dónde se sitúa el norte. Por ejemplo: la salida del sol siempre es por el este, y la puesta, por el oeste; las rocas tienen más vegetación en su lado sur (porque poseen más humedad); la nieve y la humedad desaparecen antes en las laderas norte porque les da más el sol, entre otros indicios útiles para no desorientarse.

Ubicarse en un punto despejado y elevado para que el equipo de rescate pueda localizarlo con más facilidad.

Llevar los teléfonos de las dependencias policiales o refugios más cercanos.

Fuente: Gobierno de Mendoza

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta