Recomendaciones para actuar ante un sismo

El ministerio de Seguridad cuenta con el “Plan de Acción Familiar”, manual destinado a situaciones de emergencias.  

Defensa Civil provincial brinda medidas para estar preparados ante un sismo o cualquier otro fenómeno natural.

Entre las recomendaciones, los especialistas aconsejan tener una mochila de emergencia, con distintos elementos indispensables para subsistir.

Los objetos que debe tener la mochila son: recipiente con agua potable; alimentos no perecederos: como enlatados, arroz, alimentos secos, barras de cereal o chocolate (corroborar siempre fechas de vencimiento);  lista con teléfonos importantes de familiares, bomberos, hospital, 911; lista con nombres de nuestros familiares (DNI, grupo sanguíneo, obra social, medicamentos que toman); lista de nombres y teléfonos de familiares cercanos; botiquín de primeros auxilios con medicamentos vitales; radio a pilas;  linterna y pilas; silbato y guantes; documentos personales y sus copias; ropa y manta de abrigo; kit de aseo y herramientas y alambre.

También para reducir la vulnerabilidad ante cualquier emergencia es importante conocer la infraestructura de la casa en la que vivimos y  tener el Plan de Acción Familiar (PAF).

El PAF se trata de un manual realizado por el Ministerio de Seguridad, dirigido a la familia para que todos los miembros de una familia se interioricen en medidas de seguridad para saber cómo actuar antes, durante y después de una emergencia.

La guía, de más de 20 hojas, se encuentra disponible en formato digital en la web de Defensa Civil (https://www.mendoza.gov.ar/defensacivil/) y se puede descargar.

Entre las acciones que se brindan se detalla que el grupo familiar debe organizarse y armar un plan en el que se especifique que rol tiene cada integrante ante el fenómeno y qué deben hacer según el lugar donde estén.

Por otro lado, el manual posee  otros aspectos y cuidados que se deben tomar en el día a día ante imprevistos domésticos como las conexiones  de luz, agua y gas.

Antes un sismo

– Verificar el material de la casa, colegio o lugar de trabajo.

– Identificar lugares de protección sísmica, mantenerse alejados de ventanas y elementos que pueden caerse.

– Tener a mano la mochila de emergencia.

Durante

– Mantener la calma.

– Ubicarse debajo de una mesa de madera o un elemento firme, lejos de ventanales y/o cristales.

– Si vas conduciendo, disminuir la velocidad y detener el vehículo en un lugar seguro.

Después

– Dirigirse hacía una zona segura dentro o fuera de la vivienda o lugar de trabajo.

– Cortar los suministros de luz, gas y agua y al restablecerlo verificar que no existan pérdidas.

– Utilizar sólo linternas, no prender  velas ni fósforos.

Fuente: Gobierno de Mendoza 

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!