Cómo actuar antes, durante y después de un sismo

El próximo domingo se conmemora el Día Provincial de la Prevención Sísmica.

Mendoza se encuentra entre una de las zonas de más peligrosidad sísmica. El 20 de marzo es el Día Provincial de la Prevención Sísmica, debido al mayor terremoto de la historia ocurrido en la provincia.

La iniciativa surge tras la aprobación, en 2018, de la Ley 9052. La fecha se eligió como recuerdo de la catástrofe ocurrida en 1861 que destruyó y devastó la capital provincial causando la muerte de alrededor de 5.000 personas.

Por esto, los ciudadanos deben estar prevenidos para reducir su vulnerabilidad. Desde Defensa Civil  recuerdan algunas de las medidas que la población debe tener en cuenta, como preparar la mochila de emergencia y siempre mantener la calma ante la presencia de un hecho de estas características.

Antes del sismo

– Elaborar el Plan de Acción Familiar

– Identificar las áreas de seguridad internas y externas del domicilio, oficina o lugar de trabajo. Estas pueden ser: debajo de un escritorio, debajo del marco de una puerta, siempre y cuando arriba haya una biga y no vidrios o sea una construcción liviana.

– Despejar balcones y techos de objetos que puedan caerse como macetas u liberar los pasillos y salidas de emergencia; no deben haber cajas, sillas u otros elementos que impidan el libre tránsito.

– Preparar la Mochila de Emergencia

– Las puertas cerradas con llaves, deben tener las llaves a mano, ya sea colgadas al lado de la puerta o colocadas.

– Marcar un área segura para ir en la evacuación. Debe estar al aire libre, lejos de cables, carteles, etc. que puedan caer sobre las personas. No seleccionar calles.

Durante el sismo

– Conservar la calma y evitar el pánico.

– Ejecutar el Plan de Acción Familiar previsto sin distracción.

– Resguardarse en zonas seguras (debajo de vigas y columnas). Alejarse de objetos que pueden caerse.

– Adoptar posición lateral de seguridad, sobre el costado derecho del cuerpo y con ambas manos en los costados de la cabeza (posición fetal).

– No apurarse a salir, el sismo dura solo unos segundos.

– Esperar a que el movimiento termine, para iniciar la evacuación.

-Si es posible cerrar llaves de gas, cortar la luz.

-No usar fósforos ni encendedores.

-Protegerse en el lugar indicado previamente.

-Colaborar con algún compañero herido.

-Evacuar lo más rápido posible evitando sufrir algún accidente. Si puede, salir con las pertenencias personales: cartera, abrigo.

-Dirigirse al área de seguridad.

Después del sismo

– Tomar la mochila de emergencia.

– Verificar si hay lesionados, incendios o fugas de cualquier tipo. De ser así llame al 911.

– Usar el teléfono solo para emergencias, escuchar radio para informarse.

– Si es necesario evacuar el inmueble, hágalo con calma y orden.

– Reúnase con su familia en el lugar previamente definido (un parque o plaza).

– Estar preparado por posibles réplicas.

– No encender fósforos ni usar aparatos eléctricos hasta asegurarse de que no haya fugas de gas.

– Limpiar derrames o escombros que resulten peligrosos.

– Alejarse de edificios dañados.

– Ayudar a personas que lo necesiten. No propagar rumores.

– No mover personas seriamente heridas salvo que haya evidencia de un colapso estructural. Esperar ayuda especializada.

-Revisar que los allegados estén fuera de peligro.

-No consumir agua de la canilla (puede estar contaminada).

-Aplicar el Plan de Acción Familiar.

-Recordar que las líneas telefónicas como los celulares pueden no funcionar.

Fuente: Gobierno de Mendoza 

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!