Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Realizan curtiembre orgánica para revalorizar el trabajo de nuestros productores

Lo hacen mediante un proyecto incubado que tiene como finalidad darle uso a una gran cantidad de cueros inutilizados en Malargüe. Este trabajo incluye capacitaciones en la zona rural y en la ciudad.

Al frente del proyecto TRELKE que abarca la producción de cuero orgánico, curtiembre, marroquinería, zapatería e indumentaria está Alejandro San Martín, malargüino que pasó gran parte de su vida aprendiendo el oficio en el norte argentino y en el afán de querer regresar a nuestro departamento debió emprender en el rubro.

TRELKE es un proyecto familiar que se viene haciendo desde hace mucho tiempo en Malargüe y, los actores encargados de desarrollar el plan en cuestión han intentado trasladar sus conocimientos a otras personas con la intensión de crear una cooperativa de trabajo pero, según declaraciones de San Martín, ese objetivo siempre fracasa porque las personas terminan abandonando las clases. De ahí nace la idea de solicitar ayuda en la Incubadora de Empresas y poder progresar con financiamientos para herramientas.

En diálogo con la prensa, San Martín explicó que esta actividad es un proceso en el cual podemos aprovechar la materia prima (cueros), que una vez curtidos pueden ser utilizados para el armado de calzado, indumentaria, carteras, billeteras, etc. Consecuentemente afirmó que se denomina orgánico porque no utilizan materiales contaminantes, de hecho usan tanino de quebracho.

Dentro de este amplio horizonte, en el que buscan darle valor agregado a los cueros inutilizados, se ha solicitado a los crianceros que entreguen un cuero de calidad. Con esto se refiere a faenarlo correctamente, que les pasen solución salina para luego secarlos y así, posteriormente, puedan recibirse en condiciones óptimas.

Paralelamente a esta iniciativa, la Coordinación de Economía Social que depende de la Dirección de Servicio y Crecimiento Social consiguió un subsidio para capacitar a los productores de la zona rural por lo que gracias a este beneficio el proyecto de Curtiembre Orgánica ha llegado a destino.

Finalmente contó que el taller en donde llevan los cueros terminados para cortarlos, coserlos, hacerles el pulido y lijarlos está ubicado en el B° Gustavo Bastías, específicamente en Pedro Pascual Segura N° 497.

Fotos: Cortesía Alejandro San Martín

Deja un comentario