Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Trompadas en la final

El partido que definía el campeón en el fútbol Malargüino terminó a las piñas. Amistad no hizo honor a su nombre y la Liga local finalizó en papelón.

Ahí quedó la copa que pudo ganar Amistad o Ferrosol

Iban apenas 20 minutos de partido y no pasaba absolutamente nada en la cancha. Todo era nerviosismo, lógico de cualquier final hasta que en tras un corner a favor de Ferrosol que terminaba en la nada, Salvo le pegó un codazo a Vázquez dentro del área y el árbitro Javier Ascencio cobró penal y le sacó la correspondiente roja al defensor de Amistad.

El árbitro Daniel Arroyo, debió intervenir, porque seguían agrediendo a su compañero

Desde los doce pasos Juan Manuel Pardo Muñoz convirtió el único gol de partido, ya que apenas dos minutos más tarde, Milton Bravo le propinó una patada descalificadora a Sosa. Inmediatamente el juez sacó la segunda tarjeta roja y ahí se armó el descontrol.

El propio Bravo tras ver la roja, le pegó una trompada en primer lugar al árbitro principal, después al línea número 2 y también agredió al cuarto hombre que ingresó para separar y terminó con la guardia alta tratando de defenderse de Colombatti.

El informe arbitral también menciona Lucas y Emanuel Bravo que también participaron de la gresca, pero fue realmente difícil identificar nombres en el tumulto, ya que fueron varios los que entraron para calmar a sus compañeros, pero muchos los que se metieron a pelear.

Cuando los árbitros se retiraron, siguieron las discusiones entre jugadores de ambos clubes “Carlos Orellana y Luis Vazquez me boconearon y me quería pelear con ellos” dijo Franco Salas

Es realmente muy triste lo que vivimos en la cancha el día de hoy. Todo un año de trabajo, los dirigentes, los clubes, los jugadores, los entrenadores, los árbitros,  los hinchas, los fotógrafos, la seguridad, los periodistas, todo tirado por la borda en 22 minutos, para que lo que venía siendo una fiesta en las tribunas, se arruine por un par de inadaptados. Somos nosotros los que tenemos que dar el ejemplo a los más chicos y lo arruinamos por no saber comportarnos.

Muy poco duró la alegría en la cancha

Con qué ganas, quienes organizan este torneo que abarca a más de 1.500 jugadores en todas sus divisiones, van a seguir laburando? Con qué ánimo, los árbitros que ponen su tiempo, su esfuerzo y a veces hasta sus vidas en riesgo, van a seguir estudiando y trabajando por dos manos en cada partido, si la final termina de esta forma? Con qué cara se le puede ir a pedir apoyo a la Dirección de Deportes o a empresarios privados para que den una mano para que esto crezca, si somos nosotros quienes terminamos hundiendo está Liga. Al final le terminan dando la razón a quienes dicen que en Malargüe no se puede organizar este deporte.

Es hora de replantearnos muchas cosas y pensar en lo que realmente queremos para nuestro departamento. Hoy es un día negro para el fútbol Malargüino.

Para los que preguntan si Ferrosol es campeón (en realidad es lo que menos debería importar, ya que tendrían que consultar por la salud de los agredidos), el tribunal de disciplina deberá expedir su boletín correspondiente con el informe arbitral y este lunes se decidirá que pasa.

 

Por Cristian Jakovcevic

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja un comentario