La Municipalidad de Malargüe firme ante el COVID-19

Muchas son las actividades y programas que se realizan desde el municipio para colaborar y preservar, sobre todo, la salud de los malargüinos.

Hoy se cumplen dos meses de aquel día en que el gobierno nacional decidió decretar el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del COVID-19. Como olvidar los primeros casos  que llegaron a nuestro país y ese miedo que sentimos, los malargüinos, al enterarnos del primer caso confirmado de coronavirus en el departamento.

Este es un día para reflexionar y darnos cuenta, como sociedad, que la culpa no es de nadie y que con esta pandemia hemos podido conocer el gobierno de turno local, quienes en ningún momento bajaron la guardia y aún siguen protegiendo a la comunidad. A ellos se suma la increíble tarea que realizan las fuerzas de seguridad y el personal de salud, quienes se exponen diariamente al virus por el bien de los demás. Pese a esta situación, la gestión de Ojeda, no dejó de trabajar por los objetivos propuestos en campaña, entre los que podemos mencionar la lucha por cumplir los plazos de la obra Portezuelo del Viento y seguir pidiendo a Mendoza por la producción minera en Malargüe.

Visita a Portezuelo del Viento

Más allá de destacar las decisiones tomadas por Nación y Provincia, es la oportunidad justa para poner en valor todas las acciones que se han llevado a cabo en nuestro departamento, las cuales, seguramente, son las que hoy están previniendo los contagios por COVID-19.

Desde que se declaró la pandemia, el Hospital Regional Malargüe comenzó a emitir recomendaciones de salud e iniciaron las suspensiones de todos aquellos eventos, actividades y demás tareas que permitieran el aglomeramiento de personas. Así fue que varios lugares de nuestro departamento e incluso los comercios se vieran afectados económicamente por estas circunstancias.

Desinfección en la ciudad con la autobomba de la ANAC

Fue a partir de entonces cuando el intendente Juan Ojeda impartió medidas preventivas, entre las que se encontraba la desinfección de toda la ciudad e incluso de muchos puntos de concurrencia masiva de personas. Paralelamente a estas acciones, comenzaron a intensificar los aislamientos, se cerraron los pasos fronterizos, se instalaron puestos de control en los ingresos norte y sur y se bloquearon los demás accesos a la ciudad, con barricadas.

Eso llevó al Intendente a tomar, la primera de muchas, decisiones acertadas que fue suspender los gastos de obras públicas que tenía el municipio para invertirlos en ayudas sociales. Gracias a esta determinación y por lo que dure la pandemia, la Municipalidad local, entregará 900 raciones de comidas para los más necesitados. Aquí es donde merece su agradecimiento el Ejército Argentino que se encuentra presente en Malargüe colaborando con la preparación y distribución raciones alimentarias, al igual que algunos agentes municipales.

Cocina del Ejército Argentino

Visto y considerando la situación del Hospital Regional Malargüe, Ojeda junto a los funcionarios y concejales de su partido, donaron un millón de pesos al nosocomio local. Ese importe, sumado a otras partidas que el municipio entregó, permitió la compra de más respiradores e insumos que se necesitaban en el establecimiento sanitario. Además la comuna se ha hecho cargo de solventar todos los gastos generados en los lugares donde las personas, que ingresaron a Malargüe, hicieron cuarentena.

Entrega de insumos y respiradores al Hospital Regional Malargüe

Con la posterior reapertura de las entidades bancarias se instaló una carpa con sillas e insumos de higiene en las salidas de los bancos del centro y, se les ofreció a las personas un café mientras aguardaban el turno para ser atendidos.

Entre los programas que se lanzaron a lo largo de la pandemia se encuentran: Ayuda para los adultos mayores, Voluntariado Social, Plataforma Comercial, fabricación de máscaras protectoras con la colaboración de terceros, contención y asesoramiento de salud mental, entre otras.

Al día de la fecha y, a nivel local, todos sabemos que se han flexibilizado las salidas de compras y de esparcimiento, las cuales días anteriores eran más estrictas por el cuidado de las personas. Todo esto se debe a dos buenas noticias, la primera porque tenemos dos pacientes recuperados de los cuatro positivos que ha tenido Malargüe, hasta el momento, y la otra es que, desde hace un mes, el sur de Mendoza no tiene nuevos casos registrados.

Puesto de Control – Ingreso norte

Como estamos en la fase 4 de 5, según la gestión nacional, de a poco vamos retomando las tareas habituales. Después de todas estas declaraciones y acciones realizadas en nuestro departamento, los malargüinos debemos ponernos de pie para aplaudir y agradecer a cada una de las personas que desinteresadamente aportaron su granito de arena para enfrentar al COVID-19 y, recordar esta etapa, como el momento de la vida que hizo valer cada cosa y cada ser humano por lo que realmente es.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta