Ojeda visita la zona rural constantemente

Varios son los puestos que han recibido la presencia del mandatario y estiman llegar a todos los sectores rurales.

La pandemia no ha sido un impedimento para el intendente Juan Manuel Ojeda, quien continúa con su agenda prevista y cumpliendo con las promesas de campaña. Con el objeto de promover el desarrollo económico y social en las áreas rurales, el Jefe Comunal visita los distintos puestos de la zona rural por lo que, el último fin de semana, estuvo en El Cortaderal y La Matancilla.

Hablando con la prensa Ojeda comentó con mucho gusto que le encanta salir a esos sitios alejados de la ciudad asegurando que va puesto por puesto charlando con los vecinos. En este sentido afirmó que esa metodología demora los recorridos y esa es la razón por la que les falta tiempo en los viajes; pero afirmó que en los próximos días se presentará en los sitios restantes.

Refiriéndose a El Cortaderal y La Matancilla sostuvo que son lugares muy abandonados desde hace muchos años y contó que los ciudadanos, de esos sitios, le expresaron que era la primera vez que un Intendente llegaba al puesto. “Para mi es una alegría que digan que soy el primer Intendente en llegar al lugar; pero en el fondo me da lástima y bronca porque cuando uno conoce las realidades que ellos viven, uno se da cuenta de cosas que quedan sin resolver como por ejemplo una comunicación telefónica, señal de internet.”, compartió Ojeda.

Asimismo reveló que al llegar a la Ciudad, se puso en contacto con César Ojeda, secretario de Desarrollo Rural, Ciencia, Tecnología e Innovación para que empiecen con el armado de un Plan de Comunicación con Internet incluido para poder instalar en las zonas rurales donde no cuentan con este beneficio.

Por otro lado hizo hincapié en el estado de los caminos manifestando que si bien están “lindos”, necesitan mantenimientos. Posteriormente insistió en que si el Concejo Deliberante no le aprueba el presupuesto él no puede avanzar con las obras y mucho menos comprar lo que necesitan.

Ejemplificando este dicho afirmó que la Municipalidad quiere comprar dos motoniveladoras para trabajar en los caminos y no puede hacerlo sin el presupuesto aprobado. Consecuentemente se sinceró y afirmó: “Se me está acabando la paciencia de esperar a que aprueben el presupuesto y yo no quiero pasar cuatro años en esta intendencia para no darle solución a los problemas históricos de nuestro departamento. Vergüenza sentí como malargüino llegar a El Cortaderal y que no tengan comunicación en este siglo”, cerró el funcionario.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta