Con una intervención artística se celebra el Día de la Cultura Nacional

La Plaza San Martín es el escenario donde bailarines, artistas plásticos, músicos y tejedoras homenajean esta fecha tan importante revalorizando el quehacer cultural del departamento.

Facundo Lineros, director de Cultura, destacó la importancia de este día ya que su trabajo diario tiene que ver con el quehacer cultural del departamento y no querían que pasara desapercibido.  “Nuestro departamento es rico en materia artística y cultural de tradiciones y costumbres, por lo que es sumamente importante destacar eso y visibilizar nuestra cultura”, afirmó.

Para celebrar el Día de la Cultura Nacional, en Malargüe, se ha organizado una intervención Cultural en la esquina de la Plaza General San Martín con diferentes artistas del departamento, del que participan bailarines del Elenco Municipal, una artista plástica, músicos y una tejedora de telar.  Estas presentaciones estarán haciéndose a lo largo de toda la mañana -de hoy miércoles 29 de julio-, respetando los protocolos vigentes y tomando los recaudos necesarios.

“Todos los artistas están con barbijos, manteniendo el distanciamiento social y le solicitamos a quienes se acerquen a que lo hagan respetando lo establecido”, manifestó el Director. Para terminar se lamentó por la situación actual (Pandemia), la que no ha permitido que se pueda hacer una convocatoria masiva.

Día de la Cultura Nacional

En 1982, un decreto presidencial instituyó que el 29 de julio se celebra el Día de la Cultura Nacional, en conmemoración de la muerte del escritor, político e historiador Ricardo Rojas. Así rezaba el decreto: “La cultura, expresión esencial del hombre, define e identifica a los pueblos, los que trascienden merced al desarrollo, preservación y difusión de aquella. Es conveniente determinar un día en que deben especialmente recordarse los valores de nuestra cultura, día en que anualmente se pueda evaluar la labor realizada en el afianzamiento y promoción de la Cultura Nacional”.

¿Por qué Ricardo Rojas?

El mismo decreto lo explica: “Ricardo Rojas representa muy singularmente, en su polifacética y honda personalidad intelectual, diversas manifestaciones culturales y encarna una preocupación argentina de preservar y difundir las características de la cultura nacional. El primer Congreso Nacional de Directores de Cultura de la Argentina, realizado en Buenos Aires en septiembre de 1957, eligió su figura de hombre del interior, defensor de la esencia nacional y promotor de las letras, las artes y las ciencias evocando su memoria como orientadora en sus deliberaciones”.

Ricardo Rojas nació en Tucumán en 1882. Estudió periodismo en Santiago del Estero y fue profesor de Literatura castellana. Entre sus logros, ganó el Premio Nacional de Literatura y fue un hombre de ideas liberales y democráticas, que conoció la persecución política, por lo que tuvo una etapa de confinamiento. De esta manera, ccupó el cargo de embajador argentino en Perú, en 1955.

Rojas afirma en su obra “La Historia de la literatura argentina”, que “la argentinidad está constituida por un territorio, por un pueblo, por un estado, por un idioma, por un ideal que tiende cada día a definirse mejor. Ahora mismo, con estas breves páginas, estamos tratando de definirlo”.

La influencia de Rojas en las nuevas generaciones argentinas es indudable y fecunda. Como intelectual multifacético, marcó el agotamiento del modelo cultural de su generación y postuló una profunda renovación nacional. Ello lo llevó a reivindicar la inserción de la cultura en las provincias del país como requisito de la identidad de la nación. Ricardo Rojas dedicó su vida a enaltecer el teatro y la literatura nacional argentina.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta