Pese a la pandemia, la tradicional “Cabalgata de la Fe” arribo a Malargüe

Hasta el año pasado, para el Aniversario de Malargüe más de 20 jinetes se trasladaban a nuestra ciudad con la promesa de traer la imagen de la Virgen de Lujan. Este año pese a la pandemia, cumplieron con la promesa, pero la caravana tuvo que ser en vehículo.

Hace más de 30 años se realiza la “Cabalgata de la fe” desde Cuadro Nacional hasta Malargüe,  Oscar Bonandi es uno de los pilares de esta tradición sureña.  “No llegamos con el corazón abierto de venir a caballo”, aseguró Oscar, en esta oportunidad debieron trasladarla en automóvil, prefirieron esa modalidad para no romper con la tradición, contaba su creador que junto a la Virgen y sus fieles fueron recibidos por el intendente Juan Ojeda, su esposa Jesica Laferte y el director de Cultura, Facundo Lineros.

Contó que hay una trayectoria detrás de esta tradicional llegada de la virgen, “…se viven momentos muy particulares, cada uno vive su momento y va pidiéndole a la virgen diferentes cosas”.

Muchas son las anécdotas que tienen para contar como que un caballo fue el encargado de traer la imagen de la Virgen por 23 años consecutivos hasta nuestro departamento; un día una de las mujeres que venía en la cabalgata dijo: “…el día que no pueda venir más el suavecito –nombre del caballo- yo no vengo más”, así fue que cuando Oscar decidió retirar el caballo por su edad, al año siguiente, la mujer falleció.

Otra de las historias que recordó fue un año que el caballo que llevaba encima la imagen de la Virgen no quería salir, se resistía a caminar, por lo que al chequear que le pasaba al animal notaron que tenía las cadenas de tiro desprendidas, “Si el caballo salía se caía la Virgen, fue ella la que no lo dejo salir” aseguró.

También rememoro algunos viajes con fuertes vientos, lluvias y piedra en el camino. Para finalizar dijo: “Que lastima no poder vivir el desfile, les deseo la mejor de las suertes que la pasen muy bien, que tengan salud y fe”.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta