Malargüe y su primer evento pospandemia: El avistaje del Eclipse Solar

Pudo disfrutarse, ayer lunes 14, de forma presencial en el óvalo del Polideportivo Malal-Hue bajo el estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios.

Luego de la convocatoria realizada por la Dirección del Planetario Malargüe, para inscribirse y participar del primer evento pospandemia del departamento, se concretó el avistaje del Eclipse Solar -acontecido el día de ayer, 14 de diciembre, entre las 13 y las 16hrs-. Para ello la organización trabajó en un protocolo sanitario, el que debió respetarse por todos los presentes y que básicamente abordaba los cuidados preventivos como la toma de temperatura, el distanciamiento (5mts entre las familias), uso de tapaboca, límite de personas por grupo familiar, desinfecciones, entre otras medidas.

Malargüe esperaba con ansias este primer evento, que permitió el regreso de las actividades al aire libre y el poder disfrutar de este acontecimiento bajo estrictos protocolos que se respetaron exitosamente por todos los presentes. En el lugar hubo presentación de artistas locales, puestos de comidas y un escenario que fue utilizado por el asesor científico del Planetario, Matías Olate que fue el encargado de relatar minuto a minuto lo que iba sucediendo con este fenómeno astronómico.

Fernando Glatigny, director del planetario, compartió felizmente la participación de las personas que se animaron y pudieron asistir al lugar para disfrutar del eclipse junto a sus familiares. Además, aclaró que al ingreso no solo hicieron los controles pertinentes sino que también entregaron lentes especiales para poder proteger la vista de la gente.

Por su parte, Matías Olate explicó que este eclipse es muy especial y admitió que algunos colegas lo llaman “el evento de la década”. Siguió revelando que un eclipse solar total, de promedio en el mundo, se da cada 6 meses a veces por año y aclaró que hay que ver que sea accesible para nuestro territorio. En tanto recordó que en Argentina hubo uno (en San Juan) el año pasado pero especificó que este fenómeno es el último en los próximos 28 años y “no habrá otro de esta magnitud, quizás uno o dos parciales en este periodo pero total hasta el año 2048”, sostuvo el Asesor Científico.

Contando un poco más acerca del Elipse, mencionó que éstos son alineaciones entre la Tierra, la Luna y el Sol e indicó que Malargüe fue el mejor lugar de toda la provincia de Mendoza para observar este evento astronómico.

No obstante, hizo mención a la lluvia de estrellas que se pudieron apreciar en la madrugada de ayer, las que acontecen porque “un cometa llamado Faetón, que recorre alrededor del Sol, deja un caminito de hielo, de piedritas -que va perdiendo cuando se forma la cola del cometa- y la tierra pasa por esa zonas, entonces todas esas cosas caen de cierta manera en la Tierra y es lo que vemos en gran cantidad de estrellas fugases”, explicó.

Finalmente contó que, en unos días, estará la famosa Estrella de Belén, que “es una conjunción entre Júpiter y Saturno, los dos planetas más grandes y podríamos decir el segundo y el cuarto en brillo desde acá a la Tierra, pero ambos al estar tan juntos van a parecer algo más brillante. Se cree que esa fue la supuesta Estrella de Belén que observaban los Reyes Magos; aunque está en debate que fue también una conjunción entre Júpiter y Venus que es muy brillante”, cerró Olate.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta