El intendente Ojeda marchó con los puesteros autoconvocados

Este año el petitorio, además de reiterar algunos reclamos, incluyó otros pedidos como generar fuentes laborales para los jóvenes de la zona rural. Los autoconvocados hicieron mención a los desalojos en el campo y anunciaron un fondo rotatorio para las vacunas contra la fiebre aftosa.

Como cada año, los puesteros autoconvocados se reúnen para entregar el petitorio al Intendente de turno y así trabajar, los 365 días, en base a estos reclamos. En esta oportunidad, son varios los pedidos expresos y algunos de ellos son de vieja data -como se dice-. A diferencia de años anteriores, el intendente Lic. Juan Manuel Ojeda marchó con los crianceros y dio un discurso junto al representante de ellos, Tomás Estay.

El Jefe Comunal comenzó destacando la importancia personal de hacerse parte de la marcha y enfatizando que el problema de Malargüe no es de ningún partido en particular, sino más bien una situación real, que data de muchos años y que para reclamar el pueblo debe unirse. “Si la política no deja de dividirse, nunca vamos a salir adelante”, explicó Ojeda.

Siguió mencionando que para las distintas luchas como el puma y el zorro, las rutas nacionales (40 Norte y Sur) y la situación territorial; se necesita que las autoridades pertinentes realmente acompañen y tomen una definición en pos de mejorar la situación en Malargüe y fundamentó que, en medio de todos estos inconvenientes, trabajamos los malargüinos en general. Se lamentó diciendo que hay gente que todavía no conoce nuestro departamento, la idiosincrasia y nuestra realidad y no se dan cuenta de lo que realmente le pasa a Malargüe.

Reveló que ha solicitado al HCD que el municipio pueda endeudarse con 350 millones de pesos para poder atender las necesidades de los malargüinos, recordando que el año anterior fue muy difícil y hay que atender distintas situaciones como lo son los caminos ganaderos, líneas eléctricas, compra de herramientas para poder efectuar los trabajos, entre otros.

Instó a los vecinos a que vuelvan a la esencia de los malargüinos, que fue lo que realmente hizo crecer a este pueblo y no a las divisiones que fueron llegando. “Los legisladores de la Provincia deben darse cuenta que así como necesitamos la minería en Malargüe, también es fundamental atender el caso del puma y el zorro y los daños a la producción que se han hecho en el departamento”, reveló al tiempo que reconoció que “el pueblo tiene que ponerse de pie por cosas reales como éstas, las que nos van a cambiar la vida” y cerró diciendo que su gestión siempre se equivoca, pero jamás de mala fe.

Por su parte Tomás Estay, referente de los puesteros, compartió con los presentes el petitorio entregado al Intendente e informó algunos proyectos en los que han estado trabajando el año anterior, como así también se tomó unos minutos para profundizar en los reclamos preexistentes.

Al principio de su discurso se lamentó del poco acompañamiento por parte de otros puesteros e incluso de los vecinos de Malargüe y continuó resaltando que, una vez que se logren los reclamos, los beneficios serán para todos y no para algunos. Por esta razón, llamó a todos los puesteros para que se unan a la lucha. También se mostró afligido por la ausencia de los Concejales y agradeció al Sr. José Barro, único Edil presente en la marcha. Ante esta situación, Estay sostuvo: “cuando se toma una responsabilidad por amor al prójimo debe cumplirse. Algún día Malargüe tendrá representantes dignos y que nos acompañen”.

“Queremos demostrarles que esta lucha no es para ponerle palos en la rueda a la gestión municipal, sino más bien lo hacemos por todos los puesteros. Esté quien esté como Intendente o Gobernador, nosotros siempre vamos a buscar la solución para el campo, apoyándonos y dándonos consejos”, reveló.

Anunciaron un fondo rotatorio de 15 millones de pesos para los puesteros

Durante este tiempo de pandemia, a pesar de que no se ha hecho conocer, han seguido trabajando reunidos con el Intendente y entre algunos temas fundamentales, se encuentra la comercialización del chivo, puntualmente el precio de este producto y para ello se ha creado este fondo rotatorio que tiene como finalidad vacunar a los animales y trabajar en la ruta del comercio de éste, para generar mayores ingresos.

Este fondo, se desembolsará de a 5 millones de pesos, en varios tramos anuales y la intensión es que los puesteros que no tengan la posibilidad de pagar la vacuna contra la fiebre aftosa, puedan hacer uso de este beneficio y luego, los crianceros podrán devolver la plata en unos meses para que pueda reutilizarse el dinero. Aclaró que se accederá al fondo mediante un convenio y quien no cumpla con lo requerido o no devuelva el dinero, no podrá acceder nunca más a la ayuda.

El representante de los puesteros, Don Estay, apuntó que ellos no quieren que el Gobierno les dé nada, solo quieren ayudas económicas, préstamos blandos -con la posibilidad de pagarlos en cuotas- e insistió en que no desean nada gratis. “Si trabajamos con seriedad y de la mejor forma, las soluciones van a empezar a llegar”, advirtió.

Seguidamente comprometió al Intendente Ojeda a reunir a las autoridades provinciales para encontrarse en Neuquén y así tratar la comercialización legal de los chivos. “En Neuquén, un chivo lo venden entre $6000 y $7000. Tenemos que lograr que Malargüe pueda venderlo aunque sea en $3500”, se esperanzó. Luego indicó que, de no lograrse este avance, “los puesteros no vamos a vacunar más contra la fiebre aftosa a los animales, porque como los chivos no llegan fuera de la provincia, ya no sería necesario”.

Los autoconvocados no defendieron los desalojos acontecidos

Otro de los temas que Don Estay resaltó fue precisamente sobre los desalojos que han ocurrido y él dio su opinión al respecto: “Todo puestero que habita en tierras fiscales, no puede ser que lleve 25 años habitando en el lugar y no tenga las escrituras del terreno. El tema del desalojo es algo muy complejo, que viene de gestiones anteriores y el Intendente no tiene injerencia en las mismas, ya que es algo que tiene que resolver la provincia de Mendoza.”

Sobre el rechazo de apoyo a esta familia de Bardas Blancas que fue desalojada de un campo privado, Estay expresó: “…Si la gente hubiese sido puestera, nosotros los hubiésemos acompañado, porque defendemos al puestero; pero esa familia no lo es. Es gente de Malargüe que se quiere quedar con ese puesto. Hay que ser justo, reales y no hay que mentir. Con todo el respeto que esta familia se merece, creo que ellos hace muchos años abandonaron ese puesto (hace alrededor de 40 años) y es por eso que no salimos a defenderlos”.

Además agregó que “si un día se lograra que el Gobierno expropiara los campos privados para arreglar una venta con el terreno, como se hizo en Agua Botada y en El Fortín; ese lugar le correspondería y lucharíamos para que se queden ahí las familias del Sr. Carrasco, Vallejos y Guajardo, porque ellos son los que lo viven, lo trabajan y lo sufren. La tierra tiene que ser del que la trabaja y lo produce, sin esperar aumentos de sueldo ni aguinaldo; solo el sudor de la frente.”, señaló.

Proyectos turísticos en la zona rural

Para finalizar con el encuentro, Tomás Estay le pidió al Intendente que los proyectos turísticos que se están gestionando desde la Dirección de Promoción y Políticas Turísticas para la zona rural; las puedan emprender los jóvenes que habitan en cada lugar, para evitar que ellos abandonen los campos y puedan generar otro sustento más a la familia.

¡Compartí ésta noticia por Whatsapp!

Deja una respuesta